La República Popular China es conocida por ser un mercado fuerte para la carne de cerdo que ha crecido considerando las pérdidas masivas de stock debido a la peste porcina africana. En 2017, el país finalmente se reabrió a las importaciones de carne vacuna de países como EE.UU., pero la puerta al comercio aún no se ha abierto de par en par.

En parte, según Erin Borror, economista de la unidad de exportaciones de carnes de la Secretaría de Agricultura de Estados Unidos (USMEF), esto se debe a que el país ha culpado a las importaciones de alimentos congelados de la propagación de nuevos brotes de covid-19.

Así lo ha manifestado durante el reciente Foro Internacional de Ganadería 2021, patrocinado por la Universidad Estatal de Colorado y el Western Stock Show.

«China es el único mercado … que prueba y desinfecta productos congelados»

Borror explicó que la decisión de China de inspeccionar las importaciones congeladas para detectar la presencia de COVID-19 es un desafío comercial único. «China es el único mercado … que prueba y desinfecta productos congelados», aseguró.

Esta medida frena el comercio entrante, pero Borror también dijo que la noticia de esta preocupación afecta la demanda de los consumidores por productos importados. Y desde que comenzó la pandemia, el mercado chino de alimentos e información ha evolucionado.

“La línea divisoria entre las redes sociales y las redes de compras es inexistente”, dijo. «Es sorprendente lo que está sucediendo y cómo se puede llegar a los consumidores a través de sus teléfonos inteligentes».

«Es sorprendente cómo se puede llegar a los consumidores a través de sus teléfonos inteligentes»

Según Borror, en China las superficies comerciales por habitante no son tan grandes como en otros países y esto conlleva que se llegue a los consumidores por nuevas formas como las redes sociales y los portales de compras on line. USMEF está aprovechando ese uso de la tecnología para llegar a personas influyentes en su mercado.

A esto se suma que China es uno de los pocos países que experimentó un crecimiento económico en 2020, y está claro que este es un mercado que vale la pena perseguir. “Hay más hogares ricos en China que en Estados Unidos”, dijo Borror. En China, alrededor de 120 millones de hogares se clasifican como ricos. En Estados Unidos, la cifra es de 114 millones. Y se espera que China agregue 50 millones adicionales para 2025.

En China, alrededor de 120 millones de hogares se clasifican como ricos. En Estados Unidos, la cifra es de 114 millones. Y se espera que China agregue 50 millones adicionales para 2025

China representa una gran oportunidad para la carne vacuna. Hoy, cerca del 50% de la carne vacuna exportada se destina a restaurantes en el país. Si bien el mercado se desplazó hacia el servicio delivery en el momento álgido de la pandemia, las comidas en los restaurantes se reanudaron.

Al mismo tiempo, los clientes han aumentado el uso de comida para llevar, lo que ha servido bien a ese mercado. Y este es un sector diverso que utiliza una variedad de cortes de carne para platos muy diferentes.

China tiene reglas para las importaciones de carne vacuna que requieren que el ganado no sea tratado con hormonas y esté libre de ractopamina

Cuando se levantó la prohibición de la carne de res en 2017, que había estado en vigor desde 2003, había reglas estrictas sobre qué carne de vacuno podía ingresar al país.

Para diciembre de 2019, las importaciones de carne vacuna de Estados Unidos a China alcanzaron solo las 9.000 toneladas métricas. A fines de 2020, eso aumentó a 100.000 toneladas métricas.

Actualmente, Australia es la principal fuente de carnes procedentes de ganado vacuno alimentado con cereales para el mercado chino. Estados Unidos es otra fuente; de lo contrario, la mayor parte de la carne vacuna importada se alimenta con pasto de lugares como Brasil. Australia está reconstruyendo su stock ganadero después de una sequía de tres años que redujo drásticamente el número de cabezas.

la mayor parte de la carne vacuna importada se alimenta con pasto de lugares como Brasil

El especialista aseguró que hay una mayor oportunidad para las exportaciones en toda Asia y China competirá por comprar los mismos cortes que el principal importador de carne de vacuno estadounidense en la región: Japón.

Tomado de eurocarne.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here