Esta región resulta atractiva para un país exportador como Uruguay, porque importa en torno a 3,4 mil millones de dólares de carne vacuna anuales desde 2010 e impone aranceles por defecto promedio menores al 5%, sin cuotas. El siguiente es un informe elaborado la división de Acceso a Mercados del Instituto Nacional de Carnes.

A pesar de tener habilitaciones sanitarias para exportar a varios países de la región, Uruguay sólo mantiene un flujo exportador relevante con Israel.

El Medio Oriente y Norte de África (MENA, por sus siglas en inglés) es una región compuesta por 20 países: Argelia, Bahréin, Yibuti, Egipto, Irán, Iraq, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Marruecos, Omán, Catar, Arabia Saudita, Siria, Túnez, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Palestina y Yemen. Cabe destacar que esta denominación no refiere a un bloque comercial conformado, sino a una región geográfica.

Con casi 500 millones de habitantes y un Producto Interno Bruto (PIB) de 3,65 billones de dólares, esta región representa el 6% de la población mundial y 4,5% del PIB mundial

El MENA muestra una tendencia creciente en el ingreso disponible por habitante y un proceso de urbanización y occidentalización en aumento. Esto impacta en su dieta y patrón importador. Estos fenómenos son más notorios en los países miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG): Bahréin, Kuwait, Omán, Catar, EAU y Arabia Saudita.

Algunas características de mercado posicionan al MENA como una gran oportunidad para la colocación de carne bovina y ovina.

En 2020, la importación de carne vacuna alcanzó los 3.380 millones de dólares y 845 mil toneladas aproximadamente. Esto ronda el 9% del comercio internacional en valor.

Por su parte, la importación de carne ovina del MENA representa el 12% del comercio mundial.

En cuanto a los precios por tonelada de carne bovina importada en 2020, el valor promedio de la carne enfriada sin hueso fue de 5.900 dólares, mientras que el de la congelada sin hueso fue de 4.000. La carne ovina se importó a un promedio de 5.800 dólares por tonelada.

los precios por tonelada de carne bovina importada en 2020, el valor promedio de la carne enfriada sin hueso fue de 5.900 dólares, mientras que el de la congelada sin hueso fue de 4.000

En términos arancelarios, los importadores más relevantes en valor imponen un arancel por defecto para la carne bovina congelada sin hueso que ronda el 5%. Para la enfriada sin hueso, la mayoría de los importadores tienen aranceles cercanos a 0%.

Los aranceles tampoco son restrictivos para el caso de la carne ovina: los principales importadores presentan un arancel menor al 5%. Como referencia, el arancel por defecto que Uruguay paga en China por exportar carne bovina es de 12%.

En estos mercados no se manifiesta uno de los problemas que la cadena cárnica uruguaya padece más frecuentemente: la falta de preferencias comerciales.

En cuanto a Uruguay, nuestro país colocó carne bovina por un valor de 52 millones de dólares y 11 mil toneladas a esta región en 2020. El principal socio comercial fue Israel, que adquirió el 97% de este flujo en valor. Esta proporción se mantiene incambiada desde 2011.

Uruguay colocó carne bovina por un valor de 52 millones de dólares y 11 mil toneladas a esta región en 2020. El principal socio comercial fue Israel, que adquirió el 97% de este flujo en valor

En enero de 2021, se destacan las exportaciones uruguayas de carne bovina a Arabia Saudita por 20 toneladas. También se exportó carne bovina al Líbano por 13 toneladas.

A pesar de tener la habilitación sanitaria, Uruguay no mantiene flujos relevantes con importadores atractivos como Emiratos Árabes Unidos, Catar o Kuwait.

Cabe mencionar que la mayor parte de los países del MENA tienen poblaciones de mayoría musulmana. Esto implica la necesidad de certificación Halal para exportar carne bovina a varios de ellos.

Foto: carne ovina de exportación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here