El exjerarca realizó un balance de los cinco años que estuvo al frente de la institución en entrevista con Agronegocios Sarandí.

Dos días después de dejar la presidencia del Instituto Nacional de Carnes (INAC), el Ing. Agr. Federico Stanham realizó un balance de los cinco años que estuvo al frente de esa institución, los que calificó como “muy intensos para el sector y para el INAC”, al tiempo que aseguró que “fue un gran honor haber estado al frente instituto durante este tiempo”.

Logros

Stanham destacó dos logros de su gestión, una “hacia afuera y otra hacia adentro” de Uruguay.

Hacia afuera destacó el “excelente trabajo de articulación, de compartir una visión en el sector para proponerse hacer un trabajo de posicionamiento de la marca de las carnes de Uruguay entre los consumidores de determinados mercados”.

Afirmó que fue “un tremendo desafío lograr visiones compartidas y reunir la información de cada mercado, para hacer las cosas de forma ordenada y consistente, para que las inversiones tengan la mayor probabilidad de éxito posible”.

El logro hacia adentro al que se refirió Stanham fue “el gran trabajo con el sector avícola”.

“Tanto hablamos de la carne vacuna que nos olvidamos de la carne aviar, que es la segunda en importancia en el país. Trabajamos con este sector de forma muy positiva. Muchas veces reclamaron por no tener representación en la junta directiva del INAC, y esto fue una demostración de que tienen ansias de superación y propuestas, y encontraron en INAC la forma de presentar sus inquietudes y cristalizar proyectos”, remarcó.

En ese sentido, destacó la inauguración del sistema de cajas negra en plantas de faena aviar, a principios de febrero de este año, “un hito para proponerse desafíos más grandes en los próximos años para este sector”.

Pendiente

El expresidente del INAC admitió que quedó pendiente revisar el abasto.

“Siempre dijimos que la comercialización de carnes en el mercado interno está muy bien, pero hay muchas oportunidades de mejorar en el plano normativo, lo que se cristalizó con la Ley de Inocuidad y Transparencia Comercial”, destacó.

Lamentó que “estuvo a punto de quedar reglamentada y no se pudo. Esa es una de las frustraciones, porque dependía de un cambio normativo para llevar a cabo determinados proyectos”.

Uno de los temas más difíciles

Stanham admitió que la exportación de ganado en pie “fue de los temas más difíciles que tuvimos que manejar”.

Señaló que “a pesar de que hay gente que dice que ese tema no debería haberse llevado al INAC, creo que fue muy positivo que se trabajara. Se generó muchísima información que no había en el país, para comprender mejor una política de este tipo, y queda una base para avanzar”.

Agregó que luego de analizar la información en la junta, se llegó a un consenso “demasiado bueno para las expectativas que uno podría llegar a tener, y esas sugerencias fueron elevadas al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca”.

Reconoció que en otros puntos no hubo consenso, y por eso no fueron incluidos en la sugerencia.

Para Stanham, si en un futuro se sigue discutiendo sobre este tema, “será más fácil, porque se parte de otro punto y comprendiendo mejor”.

Agrandar la torta

Consultado sobre las discusiones comerciales entre productores e industriales, Stanham dijo que en vez de concentrarse en eso hay que buscar “agrandar la torta, generar valor y capturar más dinero en los mercados para el sector en su conjunto”.

Consideró que luego “la distribución dependerá de las condiciones que se creen, para que el equilibrio de fuerzas sea el más equitativo posible”.

“Hay muchas cosas hechas, desde hace muchos años, para generar transparencia e información, para lo que esté pasando se conozca; porque conociendo la realidad uno estará en una mejor posición para saber si están siendo adecuadas o no sus expectativas”, aseveró.

Escuche la entrevista de Agronegocios Sarandí con Federico Stanham:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here