Los investigadores señalan alta presencia de nitratos, sobre todo en gramíneas, que podrían ocasionar pérdidas productivas e incluso la muerte de animales. 

El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), advierte sobre el riesgo de intoxicación del ganado al ingerir pasturas, las que se encuentran con alta presencia de nitratos. 

El origen de esta intoxicación se debe a una excesiva acumulación de nitratos en los forrajes, particularmente verdeos, y malezas, que ocurre cuando la absorción desde el suelo es superior a la posibilidad que tienen las plantas de sintetizarlos y convertirlos en proteínas. 

Los altos niveles de nitratos en el suelo pueden deberse a fertilizaciones nitrogenadas recientes, agregados de estiércol, cultivos estresados por falta de sol y excesos de frío, y a déficit hídrico prolongado.

En 2015 un productor de Florida perdió 250 novillos por este problema (Foto: El País)

Los nitratos pueden acumularse prácticamente en cualquier forraje, siendo más común en las gramíneas que en las leguminosas, pudiendo ocurrir incluso en malezas. 

Su concentración es normalmente mayor en tallos que en hojas y, por lo tanto, los animales que pastorean estos tipos de alimentos están expuestos a un mayor riesgo de intoxicarse.

La probabilidad aumenta tras el pastoreo de verdeos que sufrieron déficit hídrico y/o fueron fertilizados con nitrógeno o estiércol.

La intoxicación por nitratos produce pérdidas productivas, reproductivas e incluso la muerte de los animales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here