Se enfocará en el acceso sanitario y arancelario a los mercados, considerando la carne vacuna y ovina; la promoción se concentrará en China, Japón, Alemania, Estados Unidos y Brasil.

“El acceso de Uruguay a los mercados internacionales es la inversión que tiene mayor retorno para el país y para el sector exportador, tanto sanitario como arancelario”, dijo el gerente de marketing del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Ing. Agr. Lautaro Pérez, en entrevista con Agronegocios Sarandí.

Señaló que hay mercados a los que Uruguay aún no tiene acceso, como los países del sudeste asiático (Indonesia, Malasia, Filipinas, Tailandia).

Si bien reconoció que no son mercados de alto valor, si se suman las exportaciones de Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Canadá y México a ese destino, “son volúmenes muy grandes. Por eso Uruguay no puede dejar de estar habilitados sanitariamente en esos mercados”, consideró.

Destacó que en INAC “Tenemos identificadas las oportunidades que hay de acceso sanitario, y también las arancelarias. Estamos trabajando en un plan entre INAC, Cancillería y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, para avanzar en eso, porque es una agenda urgente y prioritaria para trabajar”.

Plan para este año

El foco estratégico de la promoción de las carnes uruguayas este año, en orden de atractivo, estará puesto en China, Estados Unidos, Alemania, Japón y Brasil, y allí estará la inversión de INAC en el mediano plazo.

Se comenzará por China y Japón, los países que sufrieron primero la pandemia del Covid-19, y son los primeros en recuperarse.

“En China estamos comenzando con supermercados, restaurantes y comercio digital. En Japón en supermercados y restaurantes, básicamente. Habíamos empezado en marzo, pero después Japón fue a una cuarentena voluntaria, bastante aguda, y estamos esperando que se reactive”, detalló.

Dijo que en Alemania se está empezando a ver un movimiento mayor de gente, también en los demás países europeos, y una reapertura gradual y lenta de algunos restaurantes.

Señaló que quedarán para última instancia Estados Unidos y Brasil, aunque admitió que en este último la situación cambiaria hará más difícil los trabajos.

De todos modos, consideró que “la recuperación va a ser gradual, llevará su tiempo, porque los consumidores de muchos países han quedado psicológicamente afectados”.

Carne ovina

Pérez planteó que “hay que mejorar el acceso para la carne bovina, pero sobre todo para la ovina, porque Uruguay todavía tiene un acceso muy restringido, en particular para la carne ovina con hueso, que representa 80% de la carne ovina del mundo”.

En tal sentido, señaló que Uruguay no tiene acceso a la carne ovina con hueso a la Unión Europea, “que es algo que ofensivamente hay que atacar, porque es un gran importador, sobre todo desde Nueva Zelanda. Y el otro gran mercado es Estados Unidos, donde Uruguay tiene acceso, pero con la modalidad del compartimento ovino, que limita a volúmenes, y hace que sean casi marginales o testimoniales”.

El gerente de marketing de INAC sostuvo que “estamos en condiciones de defender técnicamente y argumentar, para tener un acceso pleno de carne ovina con hueso a Estados Unidos, un mercado que importa alrededor de U$S 700 millones por año, eso es 12 o 13 veces más que toda la carne ovina que exporta Uruguay. Son mercados enormes, que Uruguay los supo aprovechar en su momento”.

Agregó que, después de lograr esos accesos, se pasaría a las campañas para estimular las demandas, “para aprovechar las oportunidades que se están dando en los canales, en los supermercados y comercio digital, que han tomado una intensidad de vértigo”.

Escuche la entrevista completa:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here