“Lo fundamental es la carne argentina, es lo que hace la diferencia», destaca Carlos Muguruza, dueño del restaurante Volver, ubicado en Saint Germain, París, al que concurren los jugadores argentinos del plantel de París Saint Germain –incluyendo a Cavani cuando jugaba en dicho equipo- y en el cual se espera que Lio Messi se transforme también en un habitué del lugar. Compartimos un informe al respecto de Catalina Bontempo, publicado en Agrofy News.

En pleno corazón de París hay un “pedacito” de la Argentina. Se trata del restaurante Volver de Carlos Muguruza, quien hace más de 30 años vive en Francia.

El lugar funciona desde hace 10 años y es el elegido de actores, cantantes y deportistas nacionales e internacionales que buscan una buena “parrilla argentina”

Ahora, Carlos se prepara para recibir a Lionel Messi, la nueva incorporación del Paris Saint-Germain. “Todavía no vino, pero lo estamos esperando”, dice a Agrofy News el gastronómico.

CARNE ARGENTINA EN PARÍS

Todo el establecimiento es “muy argentino”. Los cortes son carne Angus Certificada, de la cuota Hilton, todos los postres tienen dulce de leche y solo venden cerveza marca Quilmes y vinos argentinos.

“Queríamos hacer algo argento 100 por 100”, confiesa el dueño del restaurante y aclara que el lugar es punto de reunión cada vez que juega la Argentina.

Cualquier comensal puede elegir un ojo de bife, bife de lomo, entraña, cuadril, chorizo, morcilla, riñón o molleja. Además, ofrecen provoleta, chimichurri y papas fritas hechas en casa. “Como nos gusta a nosotros”, sintetiza el empresario, nacido en Gualeguaychú, Entre Ríos.

Plato típico de Volver: todos los cortes son certificados de Black Angus, que llegan gracias a la cuota Hilton

“A todos los postres le metemos dulce de leche y a la gente le encanta. Tenemos panqueques. Además, lo ponemos en el volcán Volver, en vez del chocolate, y también lo mezclamos con el mascarpone. Hasta al Don Pedro le ponemos helado con un poco de dulce de leche, nueces y whisky”, describe Carlos.

Por 50 euros, un comensal puede degustar una porción de empanadas, un plato de ojo de bife con guarnición, un vaso de vino y postre

Por 50 euros, un comensal puede degustar una porción de empanadas, un plato de ojo de bife con guarnición, un vaso de vino y postre. Por ese precio se “come muy bien” y el cliente se va “satisfecho”.

El restaurante es elegido por futbolistas como Ángel Di María, Pocho Lavezzi, Giovani Lo Celso, Javier Pastore y Leandro Paredes.

“Se armó la onda del Paris Saint-Germain”, asegura Carlos y añade: “Yo era deportista y conocía a mucha gente del medio, entonces empezaron a venir jugadores de fútbol”.

Además de asistir al restaurante para disfrutar del servicio, muchas veces los jugadores lo llaman para comprarle los cortes directamente, como es el caso de Mauro Icardi

“A ellos se lo hago de onda, les llevo el asado y lo hago, pero quiero abrir una carnicería para vender nuestra carne“, confiesa Carlos respecto de sus próximos pasos.

Edinson Cavani, junto a Icardi, Paredes, Di María y otros jugadores, en una reunión en Volver

Como parte del proyecto están conversando con frigoríficos del país para realizar un acuerdo e importar la carne. “Es la próxima cosa que queremos hacer”, adelanta.

LOS SECRETOS DE UN RESTAURANTE 100% ARGENTINO

Carlos llegó a Francia en 1986 y desde el primer momento tuvo la intención de fundar un restaurante que simbolizara la cultura argentina.

“Los que había no me satisfacían como quería y no representaban verdaderamente lo que era para mí la idiosincrasia del país. Entonces me propuse abrir uno algún día”, recuerda el gastronómico, quien antes de dedicarse a las parrillas trabajaba en el rubro comercial.

Así, en 2010 junto a Enrique, su socio argentino, fundó el primer Volver, en una clara referencia al tango de Carlos Gardel, sobre la Rue Keller. Más tarde lograron abrir un segundo local que lleva el mismo nombre y está sobre en Saint Germain de Pres, sobre la Rue Dauphine, del cual en la actualidad se encarga Carlos. Según estima, entre los dos establecimientos hay un movimiento de 500 kilos de carne por mes.

si bien aún no percibieron faltante de carne, las medidas del gobierno argentino respecto del cepo a las exportaciones amenazan el negocio

“Lo fundamental es la carne argentina que es lo que hace la diferencia, por el gusto del black angus”, indica Carlos y explica que, si bien aún no percibieron faltante de carne, las medidas del gobierno nacional respecto del cepo a las exportaciones amenazan el negocio.

“Nosotros vendemos carne argentina y, si bien podemos traer de Uruguay, que se asemeja, yo vendo la marca país. Siempre vendimos carne argentina como caballo de batalla. Volver es Argentina en París, ese es el lema y, si se hace con otra carne, no va”, se lamenta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here