El vicepresidente del INAC fue entrevistado en Agronegocios Sarandí, donde aseguró que la exportación de ganado en pie “siempre estará abierta durante este gobierno”.

“En Estados Unidos hay una oportunidad, están muy interesados en que volvamos a crecer en las ventas hacia ahí. Es en lo que más estamos trabajando en cuanto a acceso a mercados, porque si bajan los aranceles mejora el negocio, se coloca más ganado y podemos crecer”, dijo en entrevista con Agronegocios Sarandí el vicepresidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Conrado Ferber Artagaveytia.

Por otra parte, señaló que en los países del Sudeste Asiático a los que a Uruguay le interesa ingresar con su carne, “no se había hecho el intercambio de información para habilitar su ingreso, en algunos casos porque no se ha solicitado, en otros porque no han respondido a los pedidos. Faltaba algo de atención en algunos mercados”.

Ferber planteó que “el acceso a mercados es la llave del negocio. Si no mejoramos el acceso no vamos a poder crecer. Uruguay tiene 20% o 21% de sus exportaciones de carne con preferencias de algún tipo, como la cuota Hilton o la de Estados Unidos. Ese 21% permite valorizar las carnes lo suficiente, para llegar hasta 2 millones o 2,2 millones de faena. Si no rompemos ese equilibrio perverso no vamos a poder crecer, ni vamos a poder dinamizar la cadena hacia abajo”.

¿Es sostenible producir 3 millones de terneros?

Sobre la producción de 3 millones de terneros, el vicepresidente del INAC comentó que “algunos dicen que fue circunstancial, pero creo que hubo un cambio en el pie de cría, en la cantidad de madres, que cada vez son más y eso lleva a que los 3 millones de terneros no sean algo casual”.

Señaló, además, que “este año cambió la faena, y sobre todo cambió en los vientres faenados. Hay una baja de más de 150.000 vientres faenados”.

“Hay más madres. Con los mismos niveles de marcación tenemos más terneros, y creo que esto va a seguir, en la medida que seamos eficientes en la extracción de novillos y mantengamos un nivel de faena con novillos cada vez más jóvenes. Y esos novillos patones se van a ir remplazando por madres”, consideró.

“Si no mejoramos acceso no vamos a mejorar esa situación, y esos terneros se nos van a volver un problema, como ha sido histórico. O bajamos aranceles o no vamos a crecer”

Pero sostuvo que “esto será sostenible en la medida de que la cadena se destape de arriba, y se le permita a la industria acceder a mejores condiciones. La industria lucha hoy contra aranceles enormes. En Japón es más del 38%; a Estados Unidos, después de superada la cuota, es muy difícil de exportar, porque hay que pagar más del 26% en aranceles”.

Por lo tanto, enfatizó que “si no mejoramos acceso no vamos a mejorar esa situación, y esos terneros se nos van a volver un problema, como ha sido histórico. O bajamos aranceles o no vamos a crecer”.

Se encontraron “desprolijidades”

Ferber sostuvo que en INAC hay cosas que se hacen muy bien, pero también “hay mucha cosa para corregir”.

A propósito, señaló que “veníamos de 15 años que a nivel de gobierno se venía trabajando de forma desprolija en algunos aspectos, y en INAC también pasó. Se identificaron gastos fuera de lugar, pero no parecen hechos reñidos con la legalidad, aunque son cosas que si fuera el negocio de uno no se hubieran hecho”.

Puso como ejemplo el matadero móvil, durante la presidencia del Dr. Luis Alfredo Fratti, por el que “se invirtió una fortuna, sin estudiar bien su posible utilización. No incluyó un estudio ambiental y cosas que no permitieron que fuera un matadero móvil y terminara siendo un matadero fijo”.

Confirmó que “su costo fue muy grande, aproximado al medio millón de dólares. Parte de la plata se recuperó, porque se vendió el camión que se había comprado, pero se lo dio en comodato a la Facultad de Veterinaria. Fue una inversión que resultó una locura, y además se había señado un segundo matadero móvil, que quedó por el camino, la seña se perdió”.

Faena predial

Consultado sobre el debatido tema de la faena predial, de la zafra de corderos y lechones de fin de año, Ferber respondió que la Ley de Urgente Consideración (LUC) no establece modificaciones sobre la reglamentación de las faenas, y que continúa vigente la ley de 1978.

“Nunca estuvo habilitado faenar a nivel predial y vender esa carne. Es algo que desde el punto de vista cultural es muy difícil frenar”, porque los pequeños predios “no tienen otra forma de comercializar”, dijo el jerarca de INAC.

“Nunca estuvo habilitado faenar a nivel predial y vender esa carne. Es algo que desde el punto de vista cultural es muy difícil frenar”

Agregó que “nunca se reguló, porque no hubo necesidad, pero hoy tenemos el flagelo del abigeato… Este año seguirá pasando lo de años anteriores, y si te agarran con cinco o 10 corderos en el auto, vas a tener que dar explicaciones”.

Ferber afirmó que “este es un año bisagra, no es momento de innovar, y no vamos a implementar la solución que en su momento propuso el senador (Sebastián) Da Silva, ni ninguna otra. Sí vamos a pensar en soluciones más de fondo, para instrumentarlas a principios del año que viene, darles herramientas a la Policía para que pueda identificar cuál animal se está trasladando de manera legal y cuál no”.

Plan estratégico

En esta administración “INAC está haciendo algo que nunca hizo, que es un plan estratégico, que mira los cinco años de esta administración, pero además le presta atención a los siguientes cinco. Es una mirada de largo plazo, en la que se marcan objetivos. Primero se hizo a nivel gerencial, ahora se está analizando en la junta”, destacó el vicepresidente de la institución.

Agregó que se quiere coordinar acciones con otras instituciones, porque “hay mucha duplicación de actividades entre INAC, INIA, MGAP y Plan Agropecuario”.

A propósito, puso como ejemplo los estudios sobre la huella de carbono, del que “el MGAP tenía más de un programa”.

Faena

La faena de 2020 será de aproximadamente 2 millones de vacunos. “Este año será el peor de los últimos seis o siete, pero también el peor de los próximos seis o siete, y así lo marcan las proyecciones de INAC”, destacó Ferber.

Consultado sobre la posibilidad de importar ganado para faena, para abastecer al mercado interno, respondió que “no hay que perder el rumbo por circunstancias del momento, y manejar políticas de largo plazo, que vean todo el tablero, y no salir a solucionar un problema puntual, como la falta de ganado o algún otro problema”.

“Todo hace prever que el año que viene la faena vuelva a crecer, y tengamos el desafío de lograr mercados para que la industria pueda colocar su producción y seguir manteniendo el nivel de precios internos”

“Este año vamos a terminar cerca de los 2 millones de cabezas faenadas, con una facturación bastante menor, porque no tuvimos los precios del año pasado. Pero todo hace prever que el año que viene la faena vuelva a crecer, y tengamos el desafío de lograr mercados para que la industria pueda colocar su producción y seguir manteniendo el nivel de precios internos”, subrayó.

Exportación en pie

Ferber también remarcó que “hay cosas que el gobierno tiene muy claras y hay que dejárselas claras a los productores: la exportación de ganado en pie siempre estará abierta durante este gobierno. De eso no hay ninguna duda, y el criador puede seguir trabajando con tranquilidad”.

“Nuestro desafío es lograr que, además del ganado en pie, que es una válvula de alivio importante, que la industria pueda trabajar, porque le interesa al país que se faene lo más posible acá”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here