El director general de los Servicios Agrícolas, Ing. Agr. Leonardo Olivera, consideró que la producción total de la oleaginosa sumará unos 3 millones de toneladas. 

Consultado sobre el rendimiento promedio de la soja en esta cosecha que finaliza en Uruguay, el director general de los Servicios Agrícolas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ing. Agr. Leonardo Olivera, respondió que “está por encima de los 2.500 kilos promedio país, falta afinar. Habrá que ver porque siempre hay una diferencia de área entre la visión oficial y la de los privados. Entendemos que probablemente será de 2.700 kilos, más o menos (…) Será una campaña que probablemente ande en torno a las 3 millones de toneladas; realmente anduvo muy bien”.

En términos de calidad, señaló que el porcentaje de granos dañados, picados por chinche y demás es bajo. “La verdad que es una zafra espectacular. Hay poquísimo dañado”, confirmó. Las condiciones ambientales al momento de la cosecha fueron favorables. No se dieron lluvias importantes y la producción se pudo ir sacando, aunque de forma lenta, porque hubo mucha humedad, sin lluvias, comentó.

Pero a pesar de eso, consideró que “fue una de las mejores campañas desde el punto de vista de calidad física”. Y la presencia de malezas “estuvo dentro de lo normal, no ha decrecido pero tampoco aumentó. Lo que se está cargando para China realmente viene muy bien, además de los otros destinos, que permiten sacar lo que no cumple con los requisitos de China”, dijo.

Balance positivo

Olivera planteó que la campaña de verano “termina muy bien, combinando precio, rendimiento y calidad”. Repasó que la campaña de soja “arrancó compleja”, pero “terminó muy bien”, y “le hace muy bien al sector, luego de un par de años de precios medianamente deprimidos y rendimientos que la seca afectó mucho, no habíamos podido pasar de los 1.000 kilos por hectárea”.

Consideró que el cierre de zafra fue “muy bueno”. Si bien “hubo un crecimiento” del área, aclaró que no fue de la magnitud que se dio en otro momento, cuando la expansión fue más grande.

“Entendemos que esta es más balanceada, en donde también aparece el cultivo maíz de segunda como un actor importante, que también está teniendo buenos rendimientos y buen pecio”, dijo.

Considerando el cierre total del ciclo, sumando las campañas de invierno y de verano, Olivera respondió que “fue espectacular. Tenemos este balance que permite esa saga importante de cultivos de invierno, con actores como la cebada, el trigo y la colza, que hoy ya prácticamente juegan en un tercio cada uno, y este año podría darse que la colza sea el cultivo que tenga más relevancia en invierno”.

“Vemos que esto es algo muy bueno para el productor, por las opciones que tiene para aplicar la agronomía, pero también desde el punto de vista de la rotación y de la diversidad, que hace que esa expansión de la soja sea mucho más medida, más pensada. Y sumado a otros sectores como la ganadería y la forestación, que también están fuertes. Eso está bueno, porque no se desbalancea ninguna cosa; es algo muy positivo”, concluyó sobre este asunto.

Escuche la entrevista completa:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here