Pantalla Uruguay reflejó el interés de los compradores, con praderas y verdeos en crecimiento y días más largos que permiten ilusionarse con la primavera; se priorizan los negocios cortos.

En su remate 244, Pantalla Uruguay reflejó una demanda más intensa, con alta colocación, puja y subas de precios que se ubicaron entre 2% y 10% en las distintas categorías. 

Este impulso de la demanda es producto de las lluvias, según analizó el rematador José Pedro Aicardi, director de MegaAgro, al ser consultado por Agronegocios Sarandí.

“Estamos pasando parte del invierno, el clima empieza a acompañar, llovió, brotaron los campos. El clima era lo que venía frenando al mercado de reposición. Ahora estamos en esa inflexión, arrimándonos a la primavera, con los verdeos empujando más”, analizó Aicardi.

El consignatario recordó que “tuvimos una primavera y verano secos, el otoño parecía arrancar bien y después estuvo bastante riguroso; junio fue seco y frío; y julio fue corrigiendo la parte de precipitaciones. La situación está empezando a mejorar, los días son más largos”. 

Comentó que en los días previos recorrió el este, y en Cerro Largo, donde había estado seco, llegó el agua. También señaló que en el litoral-norte “se ven los campos brotando y empujando los verdeos, aunque están con un atraso de 30 a 45 días, ahora empezaron a mejorar los ganados y los campos”. 

Aicardi sostuvo que “en invierno es normal que falte oferta, la demanda la supera y eso hace que se aprecie. Y el clima va a ser el catalizador de la firmeza de la reposición, que va a correr por un carril independiente al ganado gordo”. 

De todos modos, destacó que el ganado gordo “sigue teniendo muy buenos valores, y relaciones flaco-gordo que permiten afirmar que la reposición irá hacia arriba”.

Dijo que en el remate de Pantalla Uruguay vio que “al negocio largo le está costando un poco recuperar los precios; el negocio corto está empujando más. Fue lo que mostraron los promedios”.

Además, señaló que por los novillos de más de 350 o 360 kilos están actuando los corrales. “En general esas compras se manejan más en los negocios particulares, pero cuando la demanda supera la oferta también suelen pujar por estos ganados en estos remates. Estamos entrando en la ventana de faena de agosto, cuando los corrales descargan ganado y vuelven a reponer, y eso tiene su incidencia en el mercado”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here