El escritorio Tomás Cabrera Peile vendió 250 vaquillonas preñadas a U$S 800 y otro lote de terneras a U$S 2,30 por kilo.

Dos martillazos se destacaron como los negocios más sobresalientes del remate de Lote 21 realizado este martes 6, ambos a cargo del escritorio Tomás Cabrera Peile.

Por un lado, la firma vendió 250 vaquillonas preñadas a U$S 800 cada una. “Se trataba de una liquidación, por la entrega de una estancia que está arrendada, y este es todo el rodeo que tiene, la generación de vaquillonas preñadas a parir desde marzo. Era un solo lote de 250 vaquillonas preñadas, ganado de 2 años y medio, todo Aberdeen Angus, sola marca, de muy buenos orígenes. Se empezaron a vender en U$S 750, con una preoferta de Pique 21 y llegaron a U$S 800”, detalló el rematador Mauricio Cabrera, en Agronegocios Sarandí.

El otro negocio destacado fue por un lote de terneras, que pesaban 180 kilos de promedio, del establecimiento La Escondida (de Flores), que salió a venta porque la firma ampliará su área agrícola. “Se trataba de toda la generación de terneras, que cotizaron a un precio de U$S 2,30 por kilo, otra venta que se concretó en un solo martillazo”, señaló Cabrera.

El consignatario de la zona de Cardona, analizó que “en términos generales, el remate tuvo una tendencia de precios a la baja, puntualmente los lotes de calidad lograron muy buenos valores, estuvo pesado el mercado para las vaquillonas de 1 a 2 años, mientras que los terneros y novillos se vendieron de forma importante”.

Consideró que los factores fundamentales que influyeron en el mercado fueron los precios de las haciendas gordas y el invierno “que se ha hecho un poco largo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here