La escasez de novillos eleva la avidez del abasto por vaquillonas, mientras que la demanda china mejora los precios de las vacas.

Semana a semana se acorta la diferencia de precios al kilo entre novillos, vacas y vaquillonas, analizó el consignatario Carlos de Freitas, al ser consultado por Agronegocios Sarandí.

Si bien, en términos generales el mercado de haciendas para faena “está con un nivel de estabilidad importante. Hay movimientos de precios de uno o dos centavos (por kilo), que no mueven la aguja. Presenta las mismas características de semanas anteriores, con una porción importante de la demanda del abasto, que hace que los novillos livianos, como son escasos, sean suplantados por las vaquillonas”.

De Freitas indicó que el precio del novillo “oscila en torno a U$S 3,20 por kilo, tal vez el liviano llegue a U$S 3,23 o U$S 3,25. Las vacas, por la demanda china, acortó las diferencias de precios con el novillo. Es una categoría que tiene una variación muy grande de valores, de acuerdo a su terminación y peso. Cotiza entre U$S 3,05 y U$S 3,15, con un promedio de U$S 3,10”.

Las vaquillonas, que suplantan la oferta de novillos livianos para abasto, “cotizan desde U$S 3,10 a U$S 3,20 las vaquillonas especiales. Un buen novillo de abasto vale algo más de U$S 3,20, y una vaquillona vale U$S 3,20”, sostuvo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here