La Asociación de Consignatarios de Ganado volvió a marcar un nuevo ajuste de precios en todas las categorías de ganado gordo.

Como viene ocurriendo durante todo el mes de agosto, las plantas de faena exportadoras han tenido una actividad programada en base a la oferta de novillos y vaquillonas de corral, para la cuota 481.

Esto les permitió una mayor capacidad negociadora, y plantear precios inferiores a los que proponían, ante una escasa oferta de ganados de pasto, analizó el vicepresidente de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), Diego Arrospide.

Este lunes, la institución realizó su reunión semanal de forma virtual, por la víspera al feriado de la declaratoria de la independencia.

La faena de vacunos de la semana anterior fue casi igual a la precedente, de 38.527 cabezas, según datos del Instituto Nacional de Carnes.

De todos modos, Arrospide señaló que de forma lenta y paulatina van apareciendo los ganados. “Frente a estas propuestas de valores de la industria, la mayoría de los productores optan por meterles más kilos a los ganados, porque están teniendo muy buenas ganancias de peso”, comentó en el canal oficial de ACG.

La gremial de intermediarios determinó los siguientes precios promedios por kilo en cuarta balanza: novillos U$S 3,35; vacas U$S 3,16; y vaquillonas U$S 3,30. El novillo especial de exportación llegó a U$S 3,39 en los negocios de la semana anterior, mientras que el novillo especial de abasto llegó a U$S 3,37.

El precio promedio de las vacas bajó U$S 0,06 por kilo, y los mayores precios por vacas especiales llegó hasta U$S 3,20.

Las vaquillonas bajaron en promedio U$S 0,04 por kilo a la carne. Las vaquillonas especiales y pesadas llegaron a U$S 3,32 por kilo, como precio máximo.

Lanares

La oferta de lanares sigue siendo creciente, mientras que la demanda aún no está avocada a la faena de animales de la especie, por estar enfocada en los bovinos de corral.

Esta situación llevó a una corrección de los precios a la baja. El cordero pesado cotizó en promedio a U$S 3,43, el capón a U$S 3,03 y la oveja a U$S 2,98 por kilo en cuarta balanza.

Reposición

“En algunas categorías vemos algo de corrección en otras hubo estabilidad, pero la tendencia es a corregir algún puntito. El ternero pesado en el eje de U$S 2,10 y el liviano en U$S 2,30. Los novillos se mantuvieron a precios similares, con alguna leve corrección. El novillo cuota quedó sin cotizar, ya que cada vez se concentra más la rotación de los ganados para el ingreso a los corrales, y fuera de los períodos de ingreso es más dificultoso hacer volumen significativo de negocios para referenciar esa categoría; lo mismo pasa con la vaquillona de cuota”, señaló Arrospide.

Agregó que las vacas de invernada se venden a precios que se ubican un promedio de U$S 1,43 por kilo, las piezas de cría a U$S 356 por cabeza y los ganados preñados entre U$S 650 y U$S 700.

“Empiezan a aparecer algunos ganados de parición de otoño, y eso también incide en los precios. Además, el estado corporal de los ganados referencia mucho los precios, y eso pesa mucho. Hubo un leve aumento de la oferta de ganados disponibles, y un aumento de la demanda que la notamos un poco más cautelosa, teniendo en cuenta la faltante de agua que hay en muchas zonas, sobre todo por los grandes fríos y heladas que hubo en todo el país”, analizó el vicepresidente de la ACG.

A propósito, agregó que esa situación “forma un cascarón, aprieta las pasturas, que empiezan a contraerse, se achican los campos… Aparentemente en los próximos días esto quedaría solucionado, porque hay pronósticos de lluvias generalizados, y esperamos empezar la primavera de la mejor forma, con todo el país regado”.

Escuche el comentario de Diego Arrospide:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here