Aumenta la oferta y la faena, mientras bajan los precios, según analizó este lunes la Asociación de Consignatarios de Ganado.

“El mercado de haciendas para faena está sufriendo los avatares del tiempo, entre otras cosas, la gente está preocupada por los pronósticos de escasez de lluvias, el invierno fue complicado, y se está tratando de ajustar las cargas, tanto por el lado del ganado flaco como por el lado del ganado gordo”, analizó Juan Irigoyen al concluir la reunión semanal de precios de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), celebrada este lunes 19.

Según declaraciones al canal oficial de ACG, el director de La Tablada Ltda, admitió que “este no fue el mejor de los años para el ganado gordo, no hay tanta oferta, y en algunos casos es casi nula”.

Insistió en que “la gente está sacando de sus campos todo el ganado que puede. Todo lo que está gordo va para faena, eso está presionando la oferta y es la razón por la cual se están estirando las entradas, a 15 a 20 días, y los precios con una flechita hacia abajo”.

La faena de vacunos alcanzó las 48.577 cabezas, según informó el Instituto Nacional de Carnes (INAC) este lunes. Los frigoríficos Carrasco, Tacuarembó y BPU lideraron la actividad, procesando más de 4.000 reses cada uno.

En este marco, hubo descensos de cuatro centavos de dólar por kilo a la carne en los precios promedios de las tres categorías principales de ganados gordos. Los novillos cotizaron U$S 3,22 por kilo en cuarta balanza las vacas a U$S 3,00 y las vaquillonas a U$S 3,15.

Irigoyen comentó que “la industria está comprando todo lo que se le ofrece. Ajusta los precios pero compra novillos, vacas, categorías de industria”.

Ovinos

Sobre el mercado de ovinos, dijo que, si bien es pequeño, hay buena demanda y los precios evolucionan con una tendencia en leve suba, y todo lo que se ofrece “es excelente”.

Durante la semana pasada se faenaron 33.500 cabezas de la especie. San Jacinto y las piedras lideraron la actividad, con 9.229 y 8.180 ovinos faenados, respectivamente.

Reposición

Sobre el mercado de reposición, Irigoyen comentó que “depende de la etapa del año en la que estamos. Ahora es cuando en general el productor empieza a sacar las cuentas de fin de año, que se agravan por una situación climática que es conocida por todos”.

A propósito, señaló que “esta fue una primavera muy dura, estuvo atrasada, con un componente central de frío, los campos están de la mitad del país hacia el Este con escasez de pasto, hay poca oferta forrajera y lo que hay es de poca calidad. Todo esto hace que el productor, sobre todo el invernador, esté muy cauteloso”.

Los precios promedios de los terneros, según la ACG, se ubican en: hasta 140 kilos U$S 2,22; entre 141 y 180 kilos U$S 2,05; de más de 180 kilos U$S 2,02; y los de exportación U$S 2,10.

Las demás categorías de invernada: novillos de 201 a 240 kilos U$S 1,91; novillos de 241 a 300 kilos U$S 1,81; novillos de 301 a 360 kilos U$S 1,72; novillos de más de 360 kilos U$S 1,65; novillos HQB (cuota 481) U$S 1,80; vaquillonas HQB U$S 1,71; y vacas de invernada U$S 1,38.

Las hembras: terneras hasta 140 kilos U$S 2,05; terneras de 141 a 200 kilos U$S 1,95; vaquillonas de 201 a 240 kilos U$S 1,77; vaquillonas de más de 240 kilos U$S 1,61; vaquillonas y vacas preñadas U$S 632; y piezas de cría U$S 319.

Los comentarios de Irigoyen al finalizar la reunión semanal de ACG de este lunes:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here