Las consecuencias provocadas por la pandemia en los mercados mundiales, al parecer, no están afectando las exportaciones de carne bovina brasileña. Por el contrario, dice la Asociación Brasileña de Industrias de Exportadores de Carne Industrializada (Abiec), la crisis actuó como palanca de nuevos negocios y se espera que los desembarques de carne en el extranjero superen el récord de 8.000 millones de dólares de este año.

“Hay negociaciones por parte del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento con países que representan un gran volumen de compras y que están ansiosos por la carne brasileña, como Japón, Canadá y Taiwán”, informó Antônio Jorge Camardelli, presidente de Abiec.

En este sentido, Camardelli pronosticó que la expectativa es que el volumen alcance los 2 millones de toneladas. Dado que en los primeros nueve meses, las ventas de carne fresca y procesada crecieron 19,7% en ingresos y 11% en volumen respecto al mismo período del año pasado, es decir, 6.100 millones de dólares y 1.460 millones de toneladas, respectivamente, el vaticinio puede ser posible.

en los primeros nueve meses, las ventas de carne fresca y procesada crecieron 19,7% en ingresos y 11% en volumen respecto al mismo período del año pasado

Según los datos de la Secretaría de Comercio Exterior (Secex), recopilados por Abiec, China sigue demandando con firmeza las compras, con un 57,4% del total exportado. “Sin embargo,  otros mercados también registran un aumento de la demanda, como Egipto, Chile, Rusia, Estados Unidos y Filipinas”.

Brasil está preparado para satisfacer las demandas futuras, que llegarán en la pospandémica. “Los países que tienen las cadenas más organizadas, como Brasil, tendrán la oportunidad de incrementar su participación en los mercados globales”, aseveró Camardelli.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here