El criador de Artigas, que preside la Sociedad de Criadores de Braford, analizó la crisis que generó la sequía y destacó las virtudes de la raza para enfrentar este tipo de situaciones.

“Ves como están los animales, como está la situación crítica en cuanto a alimentación y aguadas, y te desanima ver que el trabajo que uno está haciendo no tiene resultado. Al contrario, cada día es más complicada la situación”, dijo en Agronegocios Sarandí el criador Alberto Stolovas.

El productor radicado en el departamento de Artigas, que además preside la Sociedad de Criadores de Braford y Cebú del Uruguay, consideró que esta no es la tercera sequía consecutiva sino que se trata de “la misma sequía de años anteriores”. 

Recordó que vivió la sequía de 1957, “que también se fue agudizando lentamente”, y que “la más dramática fue la de 1987-88. Recién en ese momento se empezó a hablar de lo que eran los periodos de la Niña y el Niño”.

“Me contaba mi padre que la sequía de 1944 fue muy dramática”, en  aquel momento “todo el mundo esperaba que lloviera, pero ahora te manejas con datos de perspectivas climáticas. Acá en el norte se dice que están faltando entre 800 y 1.000 milímetros en relación a la media de precipitación”, señaló. 

“Ves como están los animales, como está la situación crítica en cuanto a alimentación y aguadas, y te desanima ver que el trabajo que uno está haciendo no tiene resultado”

Analizó que en el primer año de déficit hídrico, “como venís con saldo positivo de manejo de forraje y de reservas hídricas en el suelo, lo pasas relativamente bien; el segundo año se nota más; y el tercer año ya no te quedan casi reservas en el suelo y los animales también van perdiendo estado corporal”.

Agregó que “este es el mismo proceso que se va agudizando. Vamos en el tercer año. Los datos de la Universidad de Columbia indican que la Niña se está retirando rápidamente, pero aunque empiece a llover en febrero no va a llover pasto. Acá en el norte gran parte del forraje se hace en la primavera y en el otoño es un porcentaje muy bajo; en el verano por lo general la producción casi cierra en estos campos superficiales”. 

Falta la demanda de los corrales

Stolovas relató que, al prever toda esta situación, “fuimos bajando la carga de ganado, adelantando ventas”. Recordó que “el año pasado coincidió que hubo muy buenos precios, eso nos permitió deshacernos de stock a valores que eran remunerables. Sin embargo, después de la primavera, con toda la situación en China y la guerra en Ucrania los precios bajaron dramáticamente”. 

Además, señaló que los corrales, que fueron en estos dos años el pulmón de salida para los campos naturales, “están también con gran incertidumbre por los valores”. 

Medidas

Sobre el destete precoz, sostuvo que “es carísimo pero hay que hacerlo”. Dijo que en su empresa “regularmente lo hacemos solamente con las vaquillonas de primera cría, que están en anestro profundo, pero este año lo hicimos con el 100% de las vaquillonas, para poder entorarlas nuevamente”. 

Agregó que “en el caso de las vacas que están criando el 70% está en anestro profundo. Hicimos ecografía, vamos a tener que hacer destete precoz”. 

Comentó que en otro momento las vacas que estaban en anestro muy superficial se entablillaban y se preñaban, pero ahora hay que hacer destete precoz si se quiere preñarlas. “Pero creo que a algunas no les vamos a mover la aguja tampoco, porque están perdiendo estado corporal”, analizó. 

Stolovas dijo que “hasta el año pasado veníamos muy bien con los porcentajes de preñez. Este año tengo una incertidumbre muy grande por el resultado de las ecografías de la actividad folicular, que está siendo muy baja. Los ganados han ido en una curva descendente de estado corporal en estos tres años; esa es una realidad”. 

La adopción del Braford

Por la actividad familiar, hasta el año 1987 Stolovas era criador de Hereford, y hacía cruzamientos terminales de última cría, en combinación con La Estanzuela. 

“Entre los cruzamientos terminales que se habían puesto en aquel momento era una parte con razas cebuinas. Y esos terneros cruza fueron los únicos que se salvaron sin que se les dé ración. A partir de eso empezamos a investigar, a estar en contacto con la estación de investigación de Bagé, donde estaba el Dr. Joao Leal, que estaban trabajando con sintéticos, con cebuinos. Después se llevó al Braford, que ya desde los años 1930 se estaba trabajando en Florida, Estados Unidos”, recordó. 

El criador aseguró que “la raza Braford me cambió la vida, porque tiene gran rusticidad y adaptación al clima, y en estos campos que son más fibrosos, tienen mayor capacidad de digestibilidad y resistencia a ectoparásitos. Además mantiene la calidad de la carne, porque 5/8 corresponde a la raza británica. Así empezamos a trabajar, hasta que hoy en día, tanto en Argentina como en Río Grande del Sur (Brasil) es la raza predominante”. 

Resistencia al estrés calórico

Agregó que la situación climática “también hace que los golpes de calor sean importantes, ya que muchos animales son de razas británicas y no soportan el encierro. Ese no es el caso de las razas sintéticas con índicos, que se pueden encerrar en verano”. 

Sostuvo que los animales de la raza Braford “han llevado mejor todos estos años de estrés por la Niña, pero hay un límite de estrés. Ahora venía de Artigas a Salto y veía animales sintéticos o Braford que estaban pastando, no estaban en las sombras. Sin embargo, los británicos estaban metidos en tajamares, en el barro o bajo la sombra, porque sienten mucho más estrés”.  

Mortandad

Señaló que “las mortandades que hubo en los corrales y en los embarques fueron de animales de razas británicas, por estrés calórico, sin embargo estas razas sintéticas ㅡpor el vigor híbridoㅡ no sufren, es algo muy evidente”. 

Consultado sobre el artículo de El Observador donde Juan José Senatore ㅡdelegado de la Federación Rural de ante la Conasaㅡ habla de mortandades de animales en Artigas, fundamentalmente categorías jóvenes, Stolovas respondió que desconoce esos casos. 

“En otras secas sí hubo mortandades, porque no se conocían mecanismos de prevención”, pero en la actualidad “un productor racional, que ve que esta situación está por venir, tiene que tomar previsiones. No creo que sea una situación general de mortandad”, dijo. 

“El destete precoz es carísimo pero hay que hacerlo”

Agregó que en Santa Fe (Argentina) hay productores que están perdiendo ganado, “pero allí no hay agua ni más condiciones, porque no existe agua subterránea”, explicó. 

“Van apareciendo luces amarillas que te indican que hay que tomar medidas. Creo que puede haber mortandad en casos de imprevisión, en algunos casos puntuales, pero desconozco que haya mortandad en forma general como en la seca de 1987/88”, afirmó. 

Riego

Consultado sobre la posibilidad de implementación de tecnología de riego para enfrentar estas circunstancias, Stolovas comentó que “el 8 de diciembre tuvimos una jornada de riego en conjunto con INIA (Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria)”. 

“En campos donde hacíamos arroz estamos regando con bastante éxito. Pero es una cosa que se está experimentando paso a paso, hay que tener el recurso agua. En nuestro caso cambiamos un poco la estructura del negocio. En lugar de hacer arroz por riego empezamos a hacer maíz y pradera, porque te consumen el 30% del agua que consume el arroz y lo hace mucho más estable, pero es algo paulatino”, dijo. 

Stolovas agregó que hay que hacer pruebas, conocer los recursos e invertir, pero “creo que es una tecnología a aplicar”, concluyó.

Foto: YouTube/Actualidad Agropecuaria.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here