El director de Conaprole analizó los beneficios y las amenazas que significan la importante suba que registraron los precios internacionales de los lácteos.

El precio internacional de la leche en polvo creció 21% en la licitación de Global Dairy Trade de este martes, algo inédito y totalmente inesperado por quienes participan del negocio. 

Las reacciones, en general, fueron muy optimistas, pero también se advierten riesgos como una mayor competencia de países con potencial de producir grandes volúmenes en poco tiempo. 

En este marco, el director de Conaprole, José Alpuin, comentó este miércoles en Agronegocios Sarandí que “la suba es bienvenida pero hay que tener en cuenta que estos saltos son peligrosos, y estas películas ya la vimos varias veces”. 

“Esto nos sorprende, porque nadie sabía lo que podía suceder después de la pandemia”

Recordó que hace seis meses el banco holandés Rabobank pronosticaba un precio de entre U$S 2.800 a U$S 3.100 por tonelada de leche en polvo y el martes la cotización del producto llegó a U$S 4.264. 

“Esto nos sorprende, porque nadie sabía lo que podía suceder después de la pandemia. La explicación es la recuperación de China, el único país que salió fuerte, el consumo de leche creció aún con la pandemia, hubo una devaluación del yuan, que también explicaría la suba. Los países que compraron en esta licitación fueron los asiáticos, China y Corea”, dijo Alpuin. 

Agregó que “hace cinco años que los productores la venimos corriendo de atrás, pero si pasamos ciertos límites, cualquier país pasa a ser competitivo. Pongo el ejemplo de Brasil, que es como una China que tenemos al lado. Así que no deja de ser peligrosa esa tremenda suba de precios”. 

A propósito, también señaló a Estados Unidos y Europa, que “están adormilados y que tienen el potencial de incrementar mucho su producción, y lo pueden hacer en poco tiempo. En un año pueden inundar el mercado de leche. Con estos precios entran muchos a competir”. 

“Hace cinco años que los productores la venimos corriendo de atrás, pero si pasamos ciertos límites, cualquier país pasa a ser competitivo”

Alpuin recordó que a fines de noviembre la leche en polvo cotizaba a U$S 3.000 por tonelada, y que Conaprole terminó enero vendiendo a U$S 3.030 por tonelada. 

La producción de la cooperativa está vendida hasta junio, y si bien han mejorado los precios, “no vendimos a U$S 4.300 como está hoy el precio”, explicó. 

Alpuin reconoció que “los productores están angustiados, por la suba de costos, que vino de golpe. Esa suba de 60% en los precios de los fertilizantes, y 30% o 40% de los concentrados les ha pegado directamente a los productores”. 

“Hay grandes países que están adormilados y que tienen el potencial de incrementar mucho su producción, y lo pueden hacer en poco tiempo”

Pero también advirtió que “esta suba tan importante del precio de la leche, hace que se corra el riesgo de que haya países que no puedan comprar”, además de mencionar que hay productos sustitutos de la leche. 

El director de Conaprole señaló también la relación que suele haber entre el precio del petróleo y el de los lácteos, ya que los principales demandantes son países petroleros, como Argelia, Rusia, China y hace unos años Venezuela. 

Alpuin también se refirió a los U$S 5 millones que pagará la cooperativa a sus remitentes a fin de mes, como adelanto del incremento del precio que recibirá por las exportaciones de los próximos meses. 

Escuche a José Alpuin:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here