Las lluvias y la suba de precios en el mercado del ganado gordo fueron determinantes para impulsar la demanda y colocar 94% de la oferta.

Plaza Rural comercializó 19.419 vacunos (94%) en su 229° remate, el primero de 2021, realizado este miércoles, jueves y viernes de forma 100% virtual. 

Este viernes, en Agronegocios Sarandí, el consignatario Juan Brea Saravia, participante de Plaza Rural, analizó el mercado de reposición al concluir el remate.

“Venía viendo en los negocios del escritorio que se estaba dando un combo que podía terminar en un buen remate”, pero admitió que el desenlace superó esas expectativas. 

“Lo que pasó en Plaza Rural con las piezas de cría, las vacas de invernada, con los novillos de 1 a 2 años. Hubo subas de 9% y 14%, algo que no estaba en los planes de nadie, considerando además que se vendió casi 95%”, destacó. 

Clic sobre la imagen para ver a pantalla completa

Dijo que lo primero que sorprendió de Plaza Rural fue el volumen de la oferta. “Todos pensábamos tener un remate de 12.000 13.000 vacunos, en base a lo que veíamos en negocios particulares, remates ferias y otras pantallas. Sin embargo, tuvimos 21.000 vacunos. Por lo tanto, fue un remate excepcional, no solo en valores, sino en la puja”, comentó. 

Remarcó que los últimos remates del año pasado, desde agosto a diciembre, “los padecimos. No solo no podíamos ayudar a colegas, sino que nos costaba vender, como les pasó a muchos escritorios de Plaza, acostumbrados a vender siempre por arriba del 90%”. 

“Ayer (por el jueves) y hoy (viernes) no solo vendimos el 100% de lo nuestro, sino que picamos en 25 lotes de los colegas, y compramos varios. La zona Este recuperó la puja que tenía antes”, valoró. 

Las lluvias

Sobre las lluvias, dijo a las 20.45 de este viernes: “sigue lloviendo a mares por acá. Van más de 300 milímetros, y evidentemente esta demanda fue por la lluvia y por lo que pasa con el ganado gordo”. 

“En nuestra zona (Santa Clara de Olimar) veníamos vendiendo muy poco ganado, y el que vendíamos era falto de estado, ahora los productores nos dicen que van a esperar” señaló. 

Sobre ese punto, agregó que “en los primeros días de enero teníamos el doble de la oferta que presentamos en este remate. Con las lluvias de enero los vendedores nos empezaron a decir que aguantáramos hasta marzo o abril, para que los ganados ganen kilos”. 

Y consideró que “eso es algo que también se va a dar con el ganado gordo. Es una realidad porque acá los ganados estaban muy sentidos, y es lógico que la gente quiera meterle kilos”.

Escuche a Juan Brea Saravia:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here