El remate continúa este jueves con la oferta de ovinos, terneras, terneros y terneras, vaquillonas y vacas de invernada.

Este miércoles Plaza Rural le abrió la portera a sus remates de 2021, comercializando 8.159 terneros y novillos, que representaron 96% de la oferta.

“Fue un remate dentro de lo esperado, sin sorpresas, salvo la categoría de novillos de 1 a 2 años, que era de mucho volumen y tenía expectativa sobre lo que pudiera pasar”, comentó en Agronegocios Sarandí el rematador Alejandro Zambrano, director de Zambrano & Cía.

Sobre los novillos de 1 a 2 años explicó que eran más de 5.000 cabezas y “había tres categorías en una. Porque estaban los novillitos livianos, muchos lotes pesaban menos de 200 kilos, que son los terneros que ya cumplieron el año en diciembre; otra categoría de 1 a 2 años propia de la época, de 280 a 300 kilos; y otra que tiene como destino la cuota 481 o el encierro, de más de 350 kilos”.

Destacó la colocación del 96% de la oferta, con subas de precios de entre 5% y 15%, dependiendo de la categoría. “Son nuevas referencias de precios que se vuelcan a un mercado que estaba ávido de datos, porque hubo poca actividad en enero, y a partir de este volumen se generan nuevas referencias, que permitirán generar un movimiento en los negocios”, dijo.

Clic sobre la imagen para verla a pantalla completa

Detalló que “los terneros promediaron U$S 2,17, con una suba de precio del 15% respecto al remate pasado; los novillos de 1 a 2 años, que era un volumen muy importante, hizo U$S 1,83; los de 2 a 3 años U$S 1,76, con colocación total; también se vendieron todos los novillos formados, de más de 3 años, a U$S 1,66; y a U$S 1,43 se vendieron los Holando”.

Consultado sobre la compra de empresas de empresas exportadoras de ganado en pie, respondió que no tenía información de que hayan operado.

Sobre los terneros, comentó que “hubo algunos lotes muy buenos, de la generación 2020, pero eran lo menos, hubo mucho ganado del otoño e incluso del verano pasado. El mercado está ávido de terneradas buenas, y cuando apareció algún lote de setiembre u octubre del año pasado, que eran ganados buenos, castrados y prontos, quedaron lejos del promedio. Llegaron a U$S 2,40, U$S 2,50 y los livianos hasta cerca de U$S 3”.

Reconoció que “más allá de la buena venta de los terneros, no había una calidad promedio de terneros que creo que tendremos en los próximos remates, porque empezarán a aparecer las punteras de la generación 2020”.

El remate continúa este jueves con la oferta de ovinos, terneras, terneros y terneras, vaquillonas y vacas de invernada.

Escuche las declaraciones de Alejandro Zambrano:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here