El Banco Central del Uruguay definió que una parte de los activos de reserva del Estado uruguayo que administra se destinen a inversiones y proyectos sustentables.

El Banco Central del Uruguay (BCU) definió que una parte de la reserva del Estado Uruguayo que administra se destinen a inversiones y proyectos sustentables, a través de la inversión en bonos verdes, con el objetivo de diversificar su cartera y promover las finanzas sostenibles.

Estos activos se han comenzado a invertir en un fondo nominado en dólares americanos, administrado por el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés), que tiene como objetivo invertir en bonos aplicados para financiar o refinanciar proyectos amigables con el medio ambiente, como producción de energía renovable, eficiencia energética y otros proyectos sustentables.

Este fondo implica para la cartera del BCU beneficios de diversificación debido a que la misma presenta una menor correlación con otros activos elegibles, con un riesgo de tipo de interés intermedio y un riesgo crediticio global relativamente bajo.

Esto se debe a que su objetivo de duración de cinco años limita el riesgo de tasa de interés, mientras que su calificación crediticia mínima de A- / A3, según Standard & Poor’s y Moody’s, limita el riesgo crediticio.

La inversión en este fondo forma parte de las acciones orientadas a promover las finanzas sostenibles que lleva adelante el BCU anunciadas oportunamente​.

En esta línea de acción, en diciembre de 2020 el Banco Central se convirtió en miembro de la red internacional de instituciones oficiales que promueven la responsabilidad ambiental en el sector financiero, Network for Greening the Financial System (NGFS).

Fuente: BCU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here