Los eurodiputados iniciaron el debate sobre el acuerdo comercial entre bloques comerciales. En el foco para no ratificarlo están las políticas ambientales de Brasil, criticándose personalmente a su presidente, Jair Bolsonaro, por sus actitudes y expresiones con respecto a la deforestación del Amazonas.

El parlamento europeo avanzó sobre el acuerdo comercial entre los bloques del Mercosur y la Unión Europea. Los eurodiputados ratificaron que “no se puede ratificar tal cual”  y adoptaron una enmienda para especificarlo, a partir de un informe comercial elaborado en 2018 por el miembro alemán, Jörgen Warborn.

Warborn agradeció en sus redes sociales por apoyar su informe sobre política comercial común. En este sentido, para él las prioridades bajo este convenio que se busca llevar a cabo son prioridades: mejorar la competitividad de la UE, hacer retroceder el proteccionismo y diversificar las relaciones comerciales.

También Warborn se encargó de replicar una publicación hecha por el profesor internacional de derecho, leyes europeas y públicas, Swen Simon, que mencionaba: “Felicitaciones por la unión con los partidos comunistas y de extrema derecha para derrotar el TLC ambientalmente más ambicioso de la historia de la UE. Este proteccionismo no servirá de nada, ni a Europa ni al clima”.

En el foco de este duro golpe están las políticas ambientales, en particular las del gobierno brasilero y la protección de la Amazonia. Cabe recordar que recientemente los ministerios de Asuntos Exteriores y Agricultura de Jair Bolsonaro enviaron una extendida y detallada respuesta al plenario europeo sobre la acusación francesa a las políticas ambientales del país vecino.

La enmienda del miércoles fue apoyada en lo particular por la vicepresidente del comité que lleva adelante el tratamiento de este convenio, la francesa Marie Pierre Vedrenne. Más allá del apoyo particular de esta eurodiputada, la enmienda fue apoyada por 421 votos, sobre una comisión integrada por 705 diputados.

La avanzada sobre el acuerdo pone en evidencia la mayor demanda europea sobre compromisos ambientales.

“Necesitamos coherencia entre el pacto verde y nuestra política comercial y no podemos ratificar un acuerdo con un socio que se niega a respetar sus compromisos sobre el clima”, decía Védrenne.

En sus propias redes sociales, Védrenne manifestó: “Totalmente movilizada por un comercio justo y sostenible: la influencia francesa se manifiesta en el Parlamento”.

Tomado de infocampo.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here