“Cada año que pasa los demás siguen ganando algún porcentaje de deducciones en los aranceles, y nosotros seguimos pagando lo mismo”, lamentó Federico Di Santi.

El exportador de ganado en pie Federico Di Santi, lamentó que se siga agrandando la brecha arancelaria entre lo que pagan Australia y Nueva Zelanda para ingresar con su mercadería a China, y lo que tiene que pagar Uruguay.

“Cada año que pasa los demás siguen ganando algún porcentaje de deducciones en los aranceles, y nosotros seguimos pagando lo mismo. Esperamos que eso sea corregido en el corto plazo para poder mantenernos en el mercado”, dijo el empresario este miércoles en Agronegocios Sarandí.

El pasado fin de semana China, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y otros 10 países acordaron el RCEP, el mayor acuerdo comercial del mundo, que abarcará el 30% del PIB y de la población mundial.

China prefiere comprar ganado en Australia y después en Nueva Zelanda, señaló Di Santi. Recordó que “mientras que la exportación de ganado desde Uruguay ha estado parada, Australia y Nueva Zelanda le han seguido vendiendo, y en alguna oportunidad también siguió Chile”.

El país trasandino es otro proveedor importante de ganado Holando en China, y también cuenta con tratados comerciales con el país asiático.

Otra de las razones que generan desventaja competitiva a Uruguay es la distancia. “De todos los vendedores de ganado a China tenemos el flete más caro, y el tiempo de viaje más largo, lo que también implica mayores costos en alimentación, así como mayor exposición, riesgo y pérdidas”.

En los primeros días de diciembre la empresa Di Santi exportará más de 4.000 reses a China, fundamentalmente terneras y vaquillonas Holando, aunque también irán algo más de 400 Hereford.

Escuche este segmento de la entrevista en Agronegocios Sarandí:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here