El gigante asiático no sólo acapara las miradas de la carne vacuna mundial, sino que vuelve a consolidar su peso específico en el mercado internacional de lácteos. Así se desprende del informe del periodista Facundo Mesquida en infocampo.com.ar, el que reproducimos a continuación, incluyendo las gráficas publicadas en dicho portal.

En el primer semestre de este año las importaciones medidas en toneladas de producto de China crecieron el 4,2%, y para cualquier país este sería un número más que importante, pero sin embargo, el número sólo marca las compras desaceleradas en su trayectoria, producto de la situación provocada por el Covid-19.

La realidad es que China viene importando lácteos a un ritmo mucho más lento de los registros de los últimos años (9,8% promedio 2013-2019), pero los primeros números positivos ya se dejan ver, dado que en junio se produjo un aumento significativo del 19,7% en el volumen importado por el país asiático.

los primeros números positivos ya se dejan ver, dado que en junio se produjo un aumento significativo del 19,7% en el volumen importado por el país asiático

Como suele suceder en el mundo de los mercados, cuando se ve un crecimiento muy grande de las importaciones, uno podría pensar que se debe a una falta de producción local, pero ese tampoco es el caso de China.

Desde hace unos años a hoy el gigante viene aumentando también su producción local, pasando de 30.386 millones de litros de leche cruda en 2017 a 32.010 MLt en 2019, y las perspectivas para este año continúan siendo positivas.

El dato alentador para los exportadores de leche y productos lácteos como la Argentina, es que China ya importa más del 33% de lo que produce, o sea que prácticamente 1 de cada 4 litros que consumen, es importado.

MÁS MANTECA Y CREMA

Según la información provista por el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), “después de la desaceleración en mayo, la demanda china de manteca y crema de leche reanudó el aumento registrado en los primeros meses del año, con aumentos de +23,2% y +68,5% respectivamente en junio”.

“También se aprecian signos positivos para la demanda de queso, que creció un 14% en junio de 2020, gracias a una importación que se duplicó con creces desde los países europeos”, destaca el Observatorio.

“También se aprecian signos positivos para la demanda de queso, que creció un 14% en junio”

Otro dato a tener en cuenta, es que las compras chinas de leche en polvo entera y descremada se redujeron en junio. “La leche en polvo entera (LPE) registra una disminución del 5,5% en comparación con junio de 2019”, y para el caso de la “leche en polvo descremada (LPD) mantiene una tendencia negativa, con una variación de -6% en junio, lo que lleva a la primera mitad del 2020 a una disminución general del 12,35%”.

“Estos datos muestran cómo China está fortaleciendo sus importaciones, favoreciendo la importación de productos terminados, como queso, leche envasada, manteca y crema, en comparación con productos semi elaborados como la leche en polvo”, sostiene el OCLA.

gr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here