Acá no hay pandemia que valga: Los complejos agroindustriales de la Argentina no sintieron el impacto del Covid-19 sobre sus operaciones. Por el contrario, batieron récords de exportación en el primer semestre de 2020, según datos oficiales recolectados por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) y difundidos por bichosdecampo.com.ar, el que compartimos a continuación.

Entre las cadenas de cebada, girasol, maíz, soja y trigo se exportaron en el primer semestre del año 52,5 millones de toneladas, el volumen más alto en los registros para el período enero-junio, según informó el INDEC.

En relación al año anterior, el volumen exportado por los complejos cebada, girasol, maíz, soja y trigo aumentó un 6%, con las principales subas explicadas por los complejos maíz y trigo, aunque otros cultivos también tuvieron un comportamiento destacado. Es el caso, por ejemplo, del maní (cuyos despachos aumentaron un 61%) y el sorgo (que exportó entre enero y junio un 203% más que el año anterior).

El complejo maicero, con una suba en volumen exportado del 17%, hasta 20,1 millones de toneladas no sólo ha tocado un récord en volumen sino que también ha quedado muy cerca del puesto número 1, siendo superado sólo por el complejo soja con despachos por 20,6 millones de toneladas.

El complejo maicero, con una suba en volumen exportado del 17%, hasta 20,1 millones de toneladas ha quedado muy cerca del puesto número 1, que tiene la soja

“De este modo, la participación del complejo maíz en las exportaciones totales del país alcanzó un máximo del 31% en el primer semestre del año, apenas un punto porcentual por debajo de la participación del complejo sojero. Así, estas dos cadenas agroindustriales representan el 63% del volumen de exportaciones totales de la República Argentina”, destacó el informe de la BCR.

Respecto de la estrella del comercio exterior argentino, el complejo soja, los despachos en volumen cayeron un 1%, los mencionados 20,6 millones de toneladas respecto del año anterior, encontrándose un 5% por debajo del promedio de los últimos cinco años.

Se encuentra aquí otra diferencia importante entre la soja y el maíz, ya que mientras que la cadena maicera ha duplicado el volumen de sus despachos en los últimos cinco años, el complejo sojero se ha estancado en torno a los 20 millones de toneladas sin poder repetir la marca de 25 millones que logró en el período enero-junio del 2016.

mientras que la cadena maicera ha duplicado el volumen de sus despachos en los últimos cinco años, el complejo sojero se ha estancado

El complejo trigo, por su parte, logró un avance del 19% en el volumen de despachos, superando así las 9 millones de toneladas, también un récord histórico para el primer semestre del año. La participación en el total alcanzó de este modo el 14%.

Sumando a la cebada y al girasol, “si dirigimos en tanto la mirada al valor de estos despachos, se tiene que las 5 cadenas explicaron conjuntamente el 50% de las exportaciones totales de la República Argentina entre enero y junio del 2020, el ratio más alto en al menos 7 años”, indicó el trabajo.

las 5 cadenas explicaron conjuntamente el 50% de las exportaciones totales de la República Argentina entre enero y junio del 2020, el ratio más alto en al menos 7 años

El conjunto de las cinco cadenas generaron un ingreso de divisas de 13.631 millones de dólares en el primer semestre del año en curso, prácticamente igualando los 13.705 millones de dólares que se exportó de todo el resto de bienes y servicios que Argentina vendió al exterior en este primer semestre signado por la pandemia.

co

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here