El funcionario se despide de la muestra que fue su vida en cada mes de setiembre durante 40 años.

La Expo Prado 2019 será la última de Mario Grandal como jefe de Exposiciones de la Asociación Rural del Uruguay (ARU). El funcionario cumple 40 años de actividad y dejará de desempeñar sus funciones luego de la próxima edición de la Expo Melilla.

Es montevideano y no sabía de ganadería, de niño su único contacto con el sector era la de visitar una vez al año la Expo Prado. Pero destacó que siempre encontró gente que lo ayudó mucho a realizar las tareas en las exposiciones ganaderas.

Varios integrantes de su familia estuvieron vinculados laboralmente a la ARU. Uno de sus tíos fue jefe de Exposiciones, otro tío trabajó en Registros Genealógicos y una tía fue secretaria de gerencia de la institución.

“Este es un trabajo precioso, porque se trabaja mucho todo el año, pero se hacen cosas que siempre son distintas”, dijo en esta entrevista con Agronegocios Sarandí.

Su función también requiere poner límites y exigir que se cumplan reglamentos, lo que no siempre cae bien entre algunos expositores. Pero dijo que le encanta enseñar y comunicar, y señaló que su formación de Scout le dio herramientas que le ayudaron en su trabajo.

Además, se refirió a cómo las nuevas tecnologías ayudaron en la dinámica de la comunicación, lo que también le facilita el trabajo; y analizó la brecha entre campo y ciudad, lamentando los preconceptos que existen sobre el agro.

Grandal se refirió también a los cambios que tendrá la Expo Prado este año y al momento que le genera más estrés durante la muestra.

Vea la entrevista:

Deja un comentario