El ejecutivo deja la actividad bancaria luego de casi 40 años de carrera, primero en el banco Comercial, luego en el Nuevo Banco Comercial y en los últimos años como gerente de Negocios Rurales y Pymes de Scotiabank.

Luego de casi 40 años de carrera en los bancos Comercial, Nuevo Banco Comercial y Scotiabank, Alberto Noria dejó la actividad financiera. En esta entrevista con Agronegocios Sarandí repasó su trayectoria, que comenzó en 1981, en Florida, pasando por distintos momentos que fueron muy importantes en la historia productiva del país.

Recordó cuando los ganados solo se vendían de forma presencial, en voluminosas ferias, la irrupción de los remates por pantalla, la fiebre aftosa, la crisis financiera del año 2002, el boom de los precios de los commodities y el crecimiento del sector agrícola, entre otros temas.

“Entendí que trabajar dentro del sector agropecuario era agregarle valor a la economía, y a las distintas cadenas que se generan en el agronegocio, y que ese valor después vuelve al banco en otros tipos de negocios”, expresó.

Consultado sobre el peor y el mejor momento de su carrera, Noria respondió que el más complicado fue el de la crisis de 2002, “porque estábamos esperando un telegrama que dijera quién quedaba adentro y quién quedaba afuera”.

Y comentó que los mejores días fueron estos, los de su salida, que le permitieron sentir el reconocimiento de la gente, “porque en definitiva uno es lo que deja”.

Noria anunció que tras un período de descanso impulsará un proyecto de asesoramiento en comunicación, junto a su hija Mariángel.

Escuche la entrevista:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here