Tras más de tres décadas trabajando en el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), el pasado 8 de febrero el Ing. Agr. (MSc. PhD.) Jorge Sawchik asumió como nuevo director nacional de la institución. Fue designado por la Junta Directiva tras postularse al llamado público que se abrió en 2020 para cubrir el puesto, en el que se desempeñará por dos años, con posibilidad de renovación por dos años más.

Así se presentó en la última revista de INIA al nuevo director nacional del organismo, a la vez que se le hizo una entrevista, que compartimos aquí. El título de la entrevista de LosAgronegocios.

¿Cómo inició su camino dentro de INIA?

Ingresé a la Facultad de Agronomía (Udelar) en el año 1982 y realicé mi tesis de grado en INIA La Estanzuela bajo la supervisión del Ing. Agr. Roberto Díaz. Egresé en 1988 y casi inmediatamente empecé a trabajar en el Centro de Investigaciones Agrícolas “Alberto Boerger” (CIAAB) con un contrato de becario en el área de Suelos, hasta que me incorporé a la plantilla, primero del CIAAB, y luego de INIA cuando pasó a ser una institución pública no estatal. Desde 1992 a 1994 hice mi maestría en Ciencias del Suelo en la Universidad Estatal de Iowa (Estados Unidos) y también el doctorado en Fertilidad de Suelos (2001-2003) en la misma universidad. Mi trabajo de investigación en INIA ha sido en el área de manejo y fertilidad de suelos, haciendo énfasis en la rotación de cultivos y pasturas, y manejo de cultivos bajo siembra directa y bajo condiciones de riego.

“Mi trabajo de investigación en INIA ha sido en el área de manejo y fertilidad de suelos, haciendo énfasis en la rotación de cultivos y pasturas, y manejo de cultivos bajo siembra directa y bajo condiciones de riego”

¿Qué cargos de gestión ocupó en el instituto previo a ser nombrado director nacional?

Fui director del Programa de Producción y Sustentabilidad Ambiental desde el 2006 al 2010, y director del Programa de Cultivos de Secano durante dos períodos: 2013-2015 y 2019-2020. En 2015 concursé y tuve la oportunidad de ser el primer gerente de investigación, era un cargo nuevo dentro de la institución y lo asumí y ejercí hasta abril de 2018. El largo vínculo con INIA me permitió vivir y aprender de las diferentes etapas institucionales que atravesamos. También pude lograr una buena visión de las diferentes áreas del Instituto, así como un alto conocimiento de nuestro público objetivo, que abarca al sector productivo, a los tomadores de decisiones y, hoy más que nunca, a la sociedad.

¿Dónde va a ser su sede?

Mi idea es tener una radicación mixta entre la Dirección Nacional (Montevideo) e INIA La Estanzuela (Colonia), pero por el tipo de cargo y el alcance que tiene, voy a estar recorriendo con mucha asiduidad las estaciones experimentales.

¿Cuáles son sus principales metas para este nuevo rol?

INIA ha enfrentado distintos desafíos desde su creación. En esta etapa difícil que ha tenido un fuerte impacto en la economía del país, es fundamental que el Instituto pueda continuar generando productos de excelente calidad y utilizables por los diferentes beneficiarios. Y resulta claro además que el núcleo de nuestros “clientes” es cada vez más amplio (productores, consumidores, decisores de políticas públicas, etc.). Entonces, tenemos que dinamizar al Instituto, atentos a los cambios a nivel global, teniendo metas claras muy bien priorizadas y una gestión de todos nuestros recursos alineada con esas metas. INIA tiene que seguir siendo un referente a nivel nacional y regional porque también eso nos vincula a nivel internacional para el logro de financiamiento externo. La clave es estar cerca de los que requieren la información y productos que generamos. Y en eso es muy importante lograr una alta motivación de nuestros colaboradores con acciones que fortalezcan la agilidad y transparencia en los procesos de toma de decisiones, mejorar nuestra gestión de los recursos humanos, articular mejor los procesos de investigación y transferencia, y comunicar mejor los logros que obtenemos.

“INIA tiene que seguir siendo un referente a nivel nacional y regional porque también eso nos vincula a nivel internacional para el logro de financiamiento externo. La clave es estar cerca de los que requieren la información y productos que generamos”

¿Qué asuntos priorizará en el corto plazo y en cuáles hará hincapié a largo plazo?

En el corto plazo me interesa mucho generar un buen clima de trabajo, con muy buenas y fructíferas discusiones internas para mejorar todo lo que hacemos, para tener un INIA que ayude con nuevas tecnologías al desarrollo del sector. Tenemos que agilizar los diferentes procesos internos, mejorar la comunicación hacia adentro y hacia afuera y que además podamos medir objetivamente el avance en nuestra agenda de investigación y transferencia.

En el mediano plazo, estamos haciendo el cierre preliminar del Plan Estratégico Institucional (PEI) 2016-2020 y nos estamos replanteando el nuevo PEI, que tendrá algunos cambios de rumbo respecto a lo que venimos haciendo. Si bien va a contar con la participación de referentes externos en las diferentes áreas, va a precisar mucho del aporte y la mirada crítica de los investigadores de INIA para pensar hacia adelante en qué temas debemos trabajar.

¿Cómo valora la gestión del anterior director nacional (interino), Ing. Agr. (PhD) José Paruelo?

Quiero destacar el trabajo que tuvo que asumir el Dr. Paruelo como director nacional interino, siendo además gerente de investigación. Creo que merece las felicitaciones porque asumió una tarea con mucha responsabilidad, en un año muy difícil, afectado por los temas presupuestales y por la pandemia que todavía estamos viviendo.

¿Cómo valora la alineación con la Junta Directiva de INIA?

Destaco el espacio de la Junta Directiva, con los representantes del Poder Ejecutivo y las gremiales, para acordar las líneas estratégicas que debe tener el Instituto. También subrayo la apertura al diálogo con otras gremiales que no están en la Junta Directiva y que representan a sectores muy fuertes de nuestra actividad. Parte de mi trabajo va a ser conversar muchísimo con ellas y con otros actores externos, como empresas e instituciones, para potenciar el relacionamiento con INIA.

“Para mí es un nuevo desafío, no es la culminación de la carrera”

Tras un extenso camino profesional dentro de INIA, ¿qué importancia tiene asumir el cargo de director nacional?

Para mí es un nuevo desafío, no es la culminación de la carrera. Creo que mi experiencia en diferentes cargos de gestión y de investigación en INIA me va a servir y la voy a poder volcar en este nuevo cargo para que el Instituto esté, desde hoy y hacia adelante, a la altura de lo que se espera de nosotros por parte de la sociedad y el sector agropecuario. Ese reto lo asumimos con mucha satisfacción y responsabilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here