La oferta se integraba de más de 1.000 vacunos; operaron productores de la zona y también del sur del país, además de exportadores de ganado en pie.

Dejó mucha conformidad el resultado de la feria ganadera mensual del escritorio Valdez y Cía en el local Ansina, actividad realizada este miércoles 22, con una oferta que superó los 1.000 vacunos, además de algunos lotes de ovinos y seis equinos.

A pesar de las dificultades de la Emergencia Sanitaria por el coronavirus Covid-19, que hizo que la mayor parte de las operaciones se concretaran a través de llamadas telefónicas, y fundamentalmente por la sequía que afecta a gran parte del país, con retrasos en praderas y verdeos, el resultado fue muy positivo, destacó a LosAgronegocios.uy el integrante de la firma rematadora, Mario dos Santos.

Señaló que los compradores fueron fundamentalmente productores de la zona, incluyendo invernadores, pero también operaron desde Florida, Durazno y una empresa exportadora de ganado en pie. Los negocios se hicieron con plazos financieros de 30, 60 y 90 días.

“Hubo una muy linda fila de vacunos, sobre todo de machos. Teníamos 370 terneros y novillos, la mayoría novillitos de sobreaño, ganados de 2 a 3 años sola marca, los que se pagaron muy bien, además de un lote chico de novillos formados”, detalló.

Consideró que “los terneros se vendieron bien, era una ternerada muy linda y pareja, que hizo entre U$S 2,30 y U$S 2,40 por kilo en pista”.

Agregó que “las vacas de invernar cotizaron en el entorno de U$S 1,40 por kilo en pista, un muy buen lote de vacas, parejo; y las más livianas superaron ese precio al kilo”.

Comentó que hubo poco ganado gordo en la oferta, y sobre la comercialización de la categoría de piezas de cría admitió que “podrían haber valido algo más, pero no eran lotes muy buenos, salvo uno de vacas Angus que cotizaron al precio máximo de U$S 410”.

Por otra parte, señaló que las terneras se vendieron a un buen precio promedio, “eran muchas livianas, y también hubo muchas vaquilloncitas; casi no tuvimos vaquillonas grandes, como para entorar”.

Dos Santos concluyó que, “con todo lo que implica vender solo por teléfono, consideramos que fue una muy buena feria. Hubo puja, las ferias ahora se hacen más largas, más trabajosas, pero quedamos muy conformes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here