En su primera venta de octubre, que incluía Plaza Hereford, el consorcio volvió a marcar el ritmo del mercado de invernada y cría, logrando aumentos en prácticamente todos los valores medios de las distintas categorías, con respecto a su remate anterior.

El remate 239 volvió mostrar una demanda intensa por toda la oferta, aunque los valores más salientes se lograron en los animales más formados, los que generan negocios más cortos. En la primera jornada, los casi 1.700 terneros llegaron a un valor medio de U$S 2,37, y pocos minutos después los novillos de 1 a 2 años registraron U$S 2,31, siendo más de un millar los que se colocaron con mucha fluidez.

También se dispersaron rápidamente los novillos más grandes y las vacas de invernada. Y al segundo día, el panorama no varió: 2.156 terneras obtuvieron un promedio de U$S 2,33, y las 1.732 vaquillonas de uno a dos años se fueron a un promedio de U$S 2,20.

La oferta que no logró colocación se debió, en todos los casos, a los valores de base que le pusieron los vendedores, y que no fueron tomados por los demandantes.

En esta oportunidad, volvió a ser un remate presencial, en los salones del Hotel Cottage, más allá de su transmisión por TV cable e internet.

Plaza Rural volverá a rematar a fines de este mes, oportunidad en la cual estará realizando su Plaza Angus de primavera.

Los que sigue es el cuadro de ventas de este remate.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here