Con caídas tanto en el número de contratos como en la superficie involucrada en la operativa, los arrendamientos de inmuebles rurales durante el primer semestre del año lograron sostener el valor medio de las operaciones, según estableció un comunicado de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca dado a conocer este lunes 4.

En el primer semestre del año 2019 se realizaron 925 contratos de arrendamientos, 15% menos que los celebrados al mismo periodo del año anterior. Por su parte, la superficie arrendada superó las 291 mil hectáreas, presentando una caída del 20% respecto a dicho periodo (cuadro1), señaló el trabajo de DIEA.

El mismo se lleva a cabo utilizando la información de base que proporciona la Dirección General de Registros (DGR) del Ministerio de Educación y Cultura, en el marco de un acuerdo interinstitucional vigente con la DIEA y comprende el registro de todas las operaciones concretadas de 10 o más hectáreas.

PRECIO SOSTENIDO

El monto total de las operaciones concentradas en el semestre ascendió a 30 millones de  dólares (corrientes), con un precio promedio de U$S 103 /ha/año, lo que muestra una estabilidad con respecto al precio medio de los contratos inscriptos en el primer semestre del año 2018.

El segundo trimestre (abril – junio) fue el que concentro el mayor número de operaciones, superficie arrendada, y monto total operado; con un precio promedio trimestral de U$S 110 /ha/año.

Los contratos con destino ganadería, agrícola-ganadero y agricultura de secano sumaron algo más de 272 mil hectáreas, lo que equivale al 93% del área arrendada en la primera mitad del año; los valores medios de dichas rentas fueron de U$S 68, U$S 138 y U$S 188 /ha/año respectivamente. Estos rubros acumularon U$S 27,2 millones, representando al 90% del monto total transado en el semestre (cuadro 2).

POR DEPARTAMENTO

Según el trabajo de DIEA, los departamentos con más superficie arrendada fueron, por su orden, Soriano, Paysandú y Salto con una presencia importante de operaciones enfocadas a la ganadería que ocupan el 47% del área.

Los contratos de estos departamentos acumulan alrededor de 85 mil hectáreas – casi 30% del área arrendada total- por un monto que superó los 10 millones de dólares (cuadro 3).

 

Colonia, Soriano y San José, departamentos con importante presencia de producción agrícola, registran los precios medios de renta más altos: U$S 181, U$S 166 y U$S 147 /ha/año respectivamente. En el otro extremo, los contratos que se acordaron a menores valores corresponden al departamento de Maldonado promediando U$S 44 /ha/año seguido por el departamento de Salto que alcanzó los U$S 65 /ha/año.

Para facilitar la visualización de las operaciones en el territorio se confeccionó un mapa de calor asociado a los centroides de los padrones vinculados a las diferentes transacciones del  semestre, se desprende que la mayor densidad de padrones arrendados se ubican en los departamentos de San José, Soriano, Colonia y Florida. (mapa 1)

AMPLIA VARIACIÓN

Los precios de los arrendamientos presentan una amplia variación. El mayor número de operaciones y superficie arrendada se registra en el tramo entre U$S 50 y U$S 100 /ha/año (asociado en un 87% al destino ganadero) acumulando algo más de 146 mil hectáreas, lo que equivale al 50% de la superficie arrendada. En el extremo superior de la escala, operaciones por – más de U$S 300- se registró el menor número de contratos y superficie operada, alcanzando una media de U$S 354 /ha/año (cuadro 4).

POR PLAZOS (AÑOS)

El mayor número de operaciones (251) corresponden a los contratos registrados a dos años,  situación que se viene repitiendo desde el año 2016. Si tenemos en cuenta la superficie arrendada podemos concluir que el mayor número de hectáreas se acordaron a un año de contrato (24%).

Por su parte en el primer semestre del 2019, los contratos de más de cinco años registraron la menor superficie arrendada y el mayor precio promedio U$S 117 /ha/año. Los rubros de mayor influencia en estas operaciones al igual que lo ocurrido en el anterior semestre son el forestal y el ganadero en un 33% y 25% respectivamente de la superficie involucrada; encontrando un aumento del área para destinos como el agrícola-ganadero (22%) y el estrictamente agrícola (11%) (cuadro 5).

Deja un comentario