El ministro dijo que las explicaciones del gobierno uruguayo no fueron satisfactorias para las autoridades chinas; el hecho provocó el cese de los directores de Sanidad Animal e Industria Animal del MGAP.

Las explicaciones uruguayas no fueron satisfactorias para China, que lo consideró un hecho muy grave”, dijo el titular del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Carlos María Uriarte, sobre el problema de etiquetado en un embarque de carne uruguaya que fue intervenido por las autoridades chinas.

El hecho provocó la suspensión del frigorífico BPU NH-Foods y del veterinario certificador, y continuó este miércoles con pedidos de renuncia a los directores de Sanidad Animal, Dr. Eduardo Barre, y de Industria Animal, Dr. Gustavo Rossi. 

El producto había sido etiquetado como “trimming”, y de acuerdo al protocolo firmado en 2018, Uruguay no estaba habilitado para exportado trimming a China. El producto debió ser identificado como “recortes bovinos”.

“Se decidió tomar esta medida para salvaguardar a Uruguay. Es una medida que tiene un costo muy alto para el país, del que somos plenamente conscientes, pero debía hacerse por el reclamo y la falta”

Por la gravedad de la situación, en el tema se involucró el propio presidente de la República, Luis Lacalle Pou, y las autoridades del Instituto Nacional de Carnes (INAC). Sobre los pedidos de renuncia, Uriarte dijo que “se decidió tomar esta medida para salvaguardar a Uruguay. Es una medida que tiene un costo muy alto para el país, del que somos plenamente conscientes, pero debía hacerse por el reclamo y la falta”.

Este jueves, en declaraciones al programa Valor Agregado, en radio Carve, el jerarca explicó que “esta denominación de trimming refiere a los cortes del emprolijado de la carne, es carne y se exporta a muchos países del mundo con esa terminología. Desde 2018 se exportó sin ningún problema, en plena conformidad con los importadores y exportadores”. 

“(Barre y Rossi) fueron redactores del protocolo entre Uruguay y China, y deberían tener claro los términos del documento”

Pero al mismo tiempo admitió que “ese término fue establecido en el protocolo, para no ser enviado a China, interpretado que era otro producto, no el que estaba enviando Uruguay. Más allá del corte, estábamos enviando carne con un etiquetado que estaba expresamente excluido. Hubo una mala interpretación de lo acordado, lo que llevó a esta situación”.

Uriarte comentó que Barre y Rossi “fueron redactores del protocolo entre Uruguay y China, y deberían tener claro los términos del documento”. 

Remarcó que esta medida “es una muestra del sacrificio que Uruguay está dispuesto a hacer para mantener la confianza del principal destino de sus carnes”.

El titular del MGAP dijo que ya se seleccionaron a los profesionales que estarían al frente de estos cargos, a quienes se les hizo la propuesta y está esperando sus respuestas. 

El jerarca no descartó que sean rechazados por China otros contenedores enviados por diversos frigoríficos uruguayos. Informó que incluso para evitar ese riesgo, varias empresas desviaron el destino de esas mercaderías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here