Los indicadores oceánicos muestran que hay cambios de temperaturas sobre la superficie del agua, lo cual es indicio de que el fenómeno empieza a tener nuevos efectos. El informe fue publicado por infocampo.com.ar

Quincenalmente, la Oficina de Meteorología australiana publica su informe sobre la condición de La Niña. Cabe mencionar que ese país, en el mismo hemisferio que la Argentina, también sufre los impactos de la corriente, pero en sentido contrario, con más lluvias por sobre el promedio.

De acuerdo al análisis del organismo oficial, dicen que “es probable que La Niña de 2020-21 haya alcanzado su punto máximo con respecto a los patrones de temperatura de la superficie del mar en el Océano Pacífico oriental y central. Sin embargo, se espera que los impactos asociados con La Niña persistan hasta el otoño”, cuando las condiciones tengan neutralidad.

“se espera que los impactos asociados con La Niña persistan hasta el otoño”, advirtió la Oficina de Meteorología de Australia

Según los diferentes modelos que manejan los australianos, el fenómeno estará en una fase de transición progresiva hacia un escenario Neutro, es decir, de lluvias promedio, el cual ya estará fijado para junio.

Por su parte, agregan en las perspectivas climáticas durante la transición registrará precipitaciones con erraticidad, considerando que los efectos de este año están siendo los más activos de los últimos 30 años, así como lo definió también la Bolsa de Comerio de Rosario en Argentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here