El principal factor que influye en el mercado es el clima, según analizó este lunes la Asociación de Consignatarios de Ganado.

“En el mercado se está mirando más el pronóstico climático que las proyecciones reales del mercado”, dijo el empresario Gustavo Basso al concluir la reunión semanal de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), celebrada este lunes 12.

El director del escritorio Gustavo Basso Negocios Rurales agregó que “tanto compradores como vendedores están muy condicionados por el flujo de oferta, que será más intenso en función de que se confirmen los pronósticos de escasez de lluvias previstos para esta primavera”.

Basso declaró al canal oficial de la ACG en un video publicado en sus plataformas digitales que el clima “es uno de los elementos que generará en el mercado una dificultad de ingreso de ganados bien terminados en las próximas semanas”.

Analizó que “en el mediano plazo habrá una escasez de ganados preparados, porque esta primavera está resultando inferior respecto a las expectativas de forraje y terminación de ganados”.

“Cuanto más se demora el proceso de ingreso de los ganados, más se demorarán las camadas de ganados gordos que los productores puedan ofrecer después”, advirtió Gustavo Basso.

Consultado por las entradas de los ganados a faena, dijo que “están cada vez más distantes”. A propósito, señaló que “la industria fortalece su posición”, y consideró que un aumento de la faena generaría “un equilibrio un poco mayor al que existe actualmente”. De lo contrario, habrá “un enlentecimiento del proceso de ingreso de ganados a faena”.

Basso lamentó que “se desaproveche el potencial de los ganados que se puedan terminar ahora”, y que puedan generar un espacio para que el productor acomode los que vienen atrás.

Consideró que “cuanto más se demora el proceso de ingreso de los ganados, más se demorarán las camadas de ganados gordos que los productores puedan ofrecer después”.

“Estamos en una disyuntiva donde la industria pretende por todos los medios mantener un nivel de demanda por debajo de lo que la oferta plantea, y ajustar los precios más que aprovechar la terminación de los ganados y la buena disponibilidad de venta que tiene el productor, que podría llevar la faena a niveles de entre 25% y 30% de lo que hoy está”, sostuvo.

Los precios

En este contexto, la ACG marcó bajas en los precios promedios de las distintas categorías, tanto al kilo en pie como a la carne: novillos U$S 1,78 (-0,02) y U$S 3,26 (-0,03); vacas U$S 1,54 (-0,04) y U$S 3,04 (-0,04); y vaquillonas U$S 1,78 (-0,01) y U$S 3,19 (-0,07).

Los ovinos siguen operando con un mercado firme y demandado. Los corderos hasta 35 kilos U$S 3,48 (+0,02); los corderos pesados, de más de 35 kilos U$S 2,34 (+0,03); borregos U$S 3,51 (+0,02); capones U$S 3,13 (+0,02); y ovejas U$S 3,07 (+0,03).

El video con los comentarios de Gustavo Basso:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here