La demanda es firme y disminuyen los stocks, al tiempo que los pronósticos son adversos para la zafra que inicia en el hemisferio norte.

Los futuros de maíz y soja de Estados Unidos subieron a los niveles máximos en varios años este miércoles, respaldados por mercados de disponible que siguen firmes a medida que disminuyen los suministros de las cosechas anteriores y los problemas climáticos amenazan las perspectivas para las cosechas de 2021, dijeron analistas.

La soja mayo cerró este miércoles a U$S 550,50 por tonelada, tras haber aumentado casi U$S 10; la posición julio aumentó más de U$S 8 y se ubicó en U$S 543,81 por tonelada. El maíz, en tanto, se valorizó más de U$S 7 en la posición mayo, cerrando en U$S 245,89.

Los futuros del trigo también subieron, gracias a las heladas temperaturas en las llanuras y el medio oeste del país norteamericano. El trigo mayo cerró en U$S 247,43, tras aumentar casi U$S 5 por tonelada.

Los contratos cercanos lideraron las ganancias en los tres mercados, ya que los comerciantes se apresuraron a salir en corto o vender posiciones en los contratos de futuros de mayo antes del primer día de notificación para las entregas, el 30 de abril, lo que indica una escasez de suministros hasta la cosecha de 2021.

Este miércoles 21 de abril el maíz se valorizó más de U$S 7 en la posición mayo, cerrando en U$S 245,89/ton

Las preocupaciones sobre las condiciones secas que estresan el maíz de segunda cosecha de Brasil agregaron apoyo, así como las temperaturas bajo cero esta semana en toda la región media de Estados Unidos. El Commodity Weather Group dijo que las temperaturas eran lo suficientemente frías como para causar un daño «limitado» al trigo de invierno en partes de Kansas y Oklahoma.

El frío también podría retrasar la germinación del maíz recién sembrado. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) dijo que el área de maíz en ese país estaba sembrada en un 8% el domingo.

«En una temporada en la que necesita que todo salga bien, no es un gran comienzo», dijo Michael Magdovitz, analista de materias primas de Rabobank.

En una señal de endurecimiento de la disponibilidad mundial de maíz y soja, este miércoles el Ministerio de Agricultura de China publicó directrices para la reducción de maíz y harina de soja en la alimentación porcina y avícola.

Las tensiones en los mercados relacionados de aceite vegetal y biodiésel se sumaron a la fortaleza de la soja. El contrato de aceite de soja de primer mes de CBOT alcanzó un máximo de 10 años.

Fuente: Reuters (reporte de Julie Ingwersen; editado por Kirsten Donovan).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here