La industria tiene preferencia por vacas y ganados para el abasto.

La faena de la semana pasada fue de 36.896 vacunos y 31.991 ovinos, según informó este lunes el Instituto Nacional de Carnes (INAC).

Más tarde, en la reunión semanal de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) se analizaron los negocios realizados durante la semana anterior, donde se concluyó que hubo una baja en los precios promedios de novillos y vacas, mientras que las vaquillonas mantuvieron su cotización al kilo en relación a la semana previa.

El precio promedio de los novillos se ubicó en U$S 3,33, el de las vacas en U$S 3,10 y el de las vaquillonas en U$S 3,29.

“La planilla refleja los precios de la semana pasada, previa a las lluvias. Hubo ajustes de precios para algunas categorías, mientras que aumentó la faena, con un leve aumento de los animales ofrecidos en venta”, dijo el consignatario Joaquín González al canal oficial de la ACG.

Agregó que se cree que después de las lluvias de los últimos días el mercado ganará dinamismo, y confirmó que hay una preferencia marcada por las vacas, así como por los negocios con destino al abasto.

Consultado sobre el mercado de reposición, señaló que “sobre fines de la semana pasada hubo un aumento en la intención de los productores a vender, veremos qué efecto tienen las aguas, que eran tan esperadas e hizo que la demanda se retirara casi por completo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here