El director de Frigorífico Pando y delegado de la Cámara de la Industria Frigorífica en INAC participó este lunes de una actividad organizada por la Asociación de Consignatarios de Ganado.

“Si tenemos menor Valor Agregado Industrial (VAI), la única forma de compensarlo es faenando más, y eso es lo que está pasando, por eso se están faenando 52.000 cabezas”, dijo el director de Frigorífico Pando y delegado de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), Lic. Eduardo Urgal.

El industrial participó este lunes de una actividad organizada por la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), donde analizó el negocio cárnico y sus perspectivas.

El VAI es un indicador elaborado por el Instituto Nacional de Carnes (INAC), que considera el monto que recibe la industria por la venta de carne, menos el precio que paga por la hacienda. Ahí se incluye el presupuesto para cubrir los demás costos y la ganancia de los frigoríficos.

Urgal repasó que el indicador comenzó en U$S 225 en 2009, tuvo estabilidad hasta 2013, subió mucho en 2014 y después se planchó hasta el cierre del primer trimestre de 2019 en menos de U$S 190.

Fuente: INAC

Mientras el VAI bajó algo menos de 10%, el salario se duplicó (en dólares), y la inflación aumentó 50%, remarcó el integrante de la CIF.

Urgal analizó que el negocio de exportación de carne es de U$S 27 millones, y Uruguay ocupa algo más del 6%, con unos U$S 1.670 millones.

En ese mercado global el principal destino es Asia (China, Japón, Vietnam y Corea del Sur); el Nafta; y la Unión Europea.

El empresario destacó que es alentador ver que en el mundo se consumen 6,4 kilos de carne vacuna por persona al año y que China, que es el principal mercado de Uruguay, es el que menos consume. Eso genera grandes expectativas, considerando además la cantidad de personas que mejoran su situación económica y social cada año en ese país.

Deja un comentario