Tomando los datos Oficiales del Boletín Estadístico del BPS 2018 surgen varias cifras que merecen ser puestas sobre la mesa, difundirlas a la opinión pública y demostrar que los dichos de algunos jerarcas y otros actores no reflejan la exorbitante realidad del déficit de la Previsión Social, señaló un comunicado firmado por Un Solo Uruguay y difundido este domingo 10.

Si bien no lo nombran, el movimiento se refiere a los números manejados por el presidente del Banco de Previsión Social, Ernesto Murro.

El último día de enero, Ernesto Murro afirmó que el subsidio al sector rural alcanza los 400 millones de dólares anuales. “Es un aporte  de la sociedad uruguaya que debe ser reconocido y que consideramos  necesario”, aseveró entonces el funcionario (ver: https://www.presidencia.gub.uy/comunicacion/comunicacionnoticias/sociedad-apoya-sector-rural-400-millones-dolares-anuales-permite-tener-beneficios).

Lo que establece el comunicado de USU es lo siguiente, bajo el título de “BPS, las medias verdades y el déficit según los números oficiales”.

Analicemos la involución que ha sufrido el sector agropecuario (Rural) con respecto a la cantidad de aportantes al BPS.

La cantidad de cotizantes dependientes medidos en puestos de trabajo a diciembre de 2008 eran de 107.140 y al cierre de 2017 los mismos eran de 87.336. O sea que el sector perdió entre estos años 19.804 trabajadores, una reducción del 18.5%.

Con respecto a la cantidad de cotizantes Patrones en la misma actividad (Rural) pasó de 74.467 al cierre de 2007 a 59.952 a diciembre de 2017. Esto significa que en 10 años se han perdido 14.515 empresas a una tasa promedio de 1.451 por año y con una tendencia que sigue en retroceso, hoy existen en el país casi un 20% menos de productores rurales que hace 10 años, lo que se relaciona con la cifra de la disminución de cotizantes dependientes (18.5% en 9 años).

Lo anterior es sólo un preámbulo de los resultados económicos y ahora expongamos lo que genera el monstruoso déficit de la previsión social.

Este proceso de deterioro de aportantes al BPS, sumado a un aumento de jubilados rurales llevo a que la relación activo pasivo del sector rural bajara de 2,79 a 2,02 en estos diez años. Se ha dicho que se eroga para pago de jubilaciones en el sector rural más de tres veces lo que se aporta. Pero eso ignora la condición de desencuentro en el tiempo entre aportes y jubilaciones.

La realidad es que si se corrige por la relación activo pasivo, la relación de aportes y erogaciones tiende a igualarse entre los sectores sobre los cuales el BPS presenta información (industria y Comercio, Civil y Escolar, Domestico y Rural).

Destacamos, que en el grupo Civil y Escolar, que incluye al sector público, los aportes patronales representaron en 2017, 859 millones de dólares (ya descontados en el cuadro anterior), más del doble de los aportes personales de los empleados públicos.

¿Quién es ese generoso patrón que aporta al BPS más que los propios empleados? Rentas generales. Esto eleva el déficit del sistema jubilatorio a más de 2.477 millones de dólares (sólo considerando aportes directos y pago de jubilaciones). Y si ignoramos dicho aporte patronal, la relación aporte vs jubilaciones en el grupo civil-escolar, (y que se achaca a los rurales como deficitario) es de 4,51 pesos erogados por cada peso aportado, sin lugar a dudas la caja más deficitaria del Uruguay, dándose esto con una relación activo pasivo significativamente mayor que la del sector rural.

El total de Pasividades incluidas, las pensiones no contributivas a la vejez, invalides y subsidios transitorios cubren a 783.722 personas en 2017 (promedio), mientras que sólo 447.001 de las mismas son jubilación, (sólo el 57% del total). Esto se genera a partir de la última reforma del sistema previsional y sin lugar a dudas incrementa el descomunal déficit.

Los siguientes cuadros son elaborados en base al dato promedio de diciembre de cada año (BPS, Boletín Estadístico 2018)

Pero cómo si esto no fuera suficiente para preocuparse al máximo, arriba sólo se consideraron los aportes directos y las erogaciones que hace el BPS, aunque ya se mencionó, los aportes patronales que realiza el Estado (más de 850 millones de dólares) los subsidiamos entre todos los ciudadanos pero no es el único subsidio al sistema por parte de todos, también hay recaudación impositiva que va directamente a las arcas del BPS. IVA: más de 1.600 millones de dólares, casi 700 millones de IASS y sustituto de COFIS y otros impuestos más.

Queda más que claro que lejos de reconocer el fracaso en la administración de la Previsión Social se ha intentado pasarle el fardo a un sector (Rural) que es deficitario (cómo todos los demás) pero que no explica ni siquiera el 10% del total de la problemática.

“La verdad a medias es la peor de las mentiras…”, finaliza señalando el comunicado de USU.

1 Comentario

Deja un comentario