“Vemos, una vez más, que cuando el productor tiene buenos precios reacciona inmediatamente produciendo”, dijo en Agronegocios Sarandí el consignatario Ing. Agr. Fernando Indarte.

La gran cantidad de interesados y piques por cada lote hizo que el remate de Plaza Rural se retrasara en más de una hora respecto a lo planificado, este jueves en la segunda jornada de ventas en el hotel Cottage.

“Cada remate supera al anterior y nos seguimos sorprendiendo. Vemos, una vez más, que cuando el productor tiene buenos precios reacciona inmediatamente produciendo”, dijo en Agronegocios Sarandí el consignatario Ing. Agr. Fernando Indarte, director de Indarte & Cía.

Confirmó que cada lote que salía a venta ya iba con varias preofertas. “Antes nos demorábamos buscando ofertas, ahora nos demoramos por la cantidad de ofertas que tenemos, y hay que esperar hasta que el último haga su pique”, señaló.

Indarte admitió que hace algunos meses nadie pensaba que el mercado llegaría a estos valores. “Hay que remontarse a 2011 y 2012 para encontrar valores similares a los de este remate de Plaza Rural en las categorías de terneros y vacas de invernada. Son precios históricamente altos”, remarcó.

Agregó que la ternera promedió U$S 2,36 por kilo; y mientras se remataban los vientres preñados, dijo que se iba vendiendo el 100% de todas las categorías.

Destacó también que se alcanzaron los U$S 900 por algunos vientres preñados, varios se vendieron a más de U$S 800 y ninguno a menos de U$S 700. “También el ganado preñado, que en este momento del año era una categoría muy trabajosa para vender. Fue impresionante la cantidad de piques que tuvimos por cada lote de vaca preñada, y eso nos retrasó el remate en más de una hora”, subrayó.

Deja un comentario