Un comunicado emitido por los ministros de agricultura de Argentina, Brasil, Canadá y Estados Unidos reclama que los países que aún se niegan a permitir el ingreso a sus países de cultivos originados en el uso de biotecnología de precisión se basen más en los resultados de la ciencia que en disposiciones regulatorias arcaicas. Lo hicieron en el marco de la Cumbre del G 20 de secretarios de estado en la materia, que tiene lugar en Niigata, Japón.

“Los ministros de agricultura de Argentina, Brasil, Canadá y Estados Unidos resaltan que la demanda mundial de alimentos está aumentando, mientras que la producción agrícola enfrenta importantes limitaciones, como el acceso limitado a las tierras cultivables y el agua dulce”, explicaron en el documento.

“En este sentido, acordaron que la innovación agrícola, como la biotecnología, incluida la biotecnología de precisión, continuará desempeñando un papel importante para enfrentar estos desafíos y puede mejorar la productividad de los agricultores de manera segura y sostenible”, fundamentaron a continuación.

“Estos cuatro ministros reconocieron que la cantidad de cultivos biotecnológicos que se desarrollan y cultivan en todo el mundo aumenta cada año. Sin embargo, a pesar de dos décadas de experiencia en el uso seguro de estos productos, los procesos regulatorios en muchas jurisdicciones crean brechas de tiempo en su autorización”, alegaron.

a pesar de dos décadas de experiencia en el uso seguro de estos productos, los procesos regulatorios en muchas jurisdicciones crean brechas de tiempo en su autorización

“Esto conlleva un riesgo creciente de interrupciones comerciales como resultado de la presencia de bajo nivel (LLP por las siglas en inglés de low-level presence) de cultivos de biotecnología que están aprobados en los países en crecimiento, pero aún no están aprobados en los países importadores”.

En el referido documento, establecieron que “La LLP se produce cuando una pequeña cantidad de un cultivo de biotecnología que se ha evaluado como seguro en uno o más países según las normas internacionales, está presente involuntariamente en un envío a un país donde el producto aún no ha sido aprobado”.

“Esto puede llevar a interrupciones comerciales innecesarias, que pueden afectar la seguridad alimentaria, los precios y las actitudes hacia la innovación tanto en los países exportadores como en los importadores”, establecieron.

En el citado documento, dado a conocer el domingo 12, al cierre del encuentro, aseguraron que “el alcance de las aprobaciones asíncronas innecesarias de productos en todo el mundo está aumentando y requiere acciones adicionales para hacer frente al riesgo de interrupción del  comercio, evitar sus efectos negativos para los países importadores y exportadores por igual, y promover la seguridad alimentaria mundial”.

el alcance de las aprobaciones asíncronas innecesarias de productos en todo el mundo está aumentando y requiere acciones adicionales para hacer frente al riesgo de interrupción del  comercio

“Para este propósito, nosotros, los ministros de agricultura de Argentina, Brasil, Canadá y los Estados Unidos, nos comprometemos a aumentar el trabajo de colaboración con terceros países en 2019, y continuamos abogando por enfoques globales para la gestión de LLP que sean prácticos, basados ​​en la ciencia, predecible y transparente”.

“Estos esfuerzos incluirán el uso universal de directrices internacionales basadas en la ciencia”, terminaron señalando.

Además de los ministros de los cuatro países citados, participan de este encuentro los secretarios de Agricultura de Australia, China, la Unión Europea (UE), Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Corea, Sudáfrica, Rusia, Arabia Saudita, Turquía y el Reino Unido.

Fuente: USDA

Deja un comentario