El consignatario se mostró preocupado por los altos costos que está afrontando la industria frigorífica en Uruguay, sobre todo la de capitales nacionales.

El empresario Pablo Valdez, director de Valdez y Cía, comentó en entrevista con Agronegocios Sarandí que observa con preocupación la situación que enfrenta la industria frigorífica por los altos costos.

En relación al precio del ganado gordo, que ya ha registrado facturaciones de US$ 4 por kilo en segunda balanza por los mejores novillos de campo, expresó que “es bueno que las cosas valgan, pero sin que nadie pierda plata”.

Analizó que “por más que suban los precios no van a aparecer los ganados. Hay poca hacienda, la industria está dispuesta a seguir faenando a estos ritmos; y son precios que si no hay una paz en la competencia entre industrias, como lo hubo otras veces, es probable que se mantengan firmes”.

Pero advirtió que hay diferencias de U$S 1 (por kilo en cuarta balanza) respecto a Argentina, Brasil y Paraguay. “Estamos lejos en el precio y en los costos, porque Uruguay es el país más caro de la región en electricidad, gasoil, carga positiva y otros”, sostuvo.

Valdez reconoció que este no es un buen momento para la industria; que tal vez las multinacionales tendrán desquites en otros países, y Uruguay no pese mucho en los números globales, “pero para la industria nacional este es un tirón importante de la cola”.

Puntualizó que, si en el exterior no se convalidan los precios internos, “a la larga no es muy saludable financiera y económicamente para las industrias, y eso puede ser riesgoso para el mercado. Después los que terminamos pagando somos consignatarios y productores”.

En la entrevista, Valdez también se refirió a la propuesta de importar ganado gordo de Brasil; y al remate Vientres Supremos, de las cabañas Frigorífico Modelo, La Rubeta y Sociedad Ganadera San Salvador, realizado este viernes en conjunto con el escritorio Ruben F. Cánepa.

Deja un comentario