El Secretario de Agricultura de Estados Unidos (USDA), Tom Vilsack, visitó la Facultad de Agricultura y Ciencias de la Vida (CALS) de la Universidad de Cornell, para discutir programas de investigación, enseñanza y extensión centrados en empoderar a los agricultores y encontrar nuevas soluciones climáticas que sean equitativas y basadas en la ciencia.

“¿Qué podemos hacer para frenar y revertir la pérdida de granjas, para permitir que la agricultura estadounidense lidere el mundo en prácticas climáticamente inteligentes y para crear oportunidades para que prosperen las operaciones agrícolas pequeñas y medianas?” preguntó Vilsack a una audiencia que incluía a más de 150 estudiantes y profesores, así como al comisionado de Agricultura del estado de Nueva York, Richard Ball.

El USDA está comprometido a apoyar programas innovadores y soluciones de vanguardia que hagan que los agricultores estadounidenses sean más productivos, rentables y resilientes, dijo el secretario Vilsack, centrándose especialmente en las prioridades federales que pueden fortalecer las empresas agrícolas y alimentarias, aumentar los ingresos de los productores y reforzar la cadena de suministro de alimentos.

“El USDA está comprometido a apoyar programas innovadores y soluciones de vanguardia que hagan que los agricultores estadounidenses sean más productivos, rentables y resilientes”, dijo Vilsack

«Este es un futuro en el que estamos trabajando activamente para apoyar y ayudar a diseñar aquí en CALS la hoja de ruta de nuestra universidad hacia 2050», dijo a su vez Benjamin Z. Houlton, decano de CALS y profesor de ecología y biología evolutiva, y de desarrollo global.

“Como saben muy bien nuestros expertos, no hay nada más conector que nuestro sistema agroalimentario, nada más importante para nuestro pasado, presente y futuro. Todo comienza aquí, en el estado de Nueva York y va a otros estados, la nación y el resto del mundo, y regresa”, afirmó.

Durante la discusión de una hora, Vilsack enfatizó la necesidad de lograr soluciones que reduzcan simultáneamente las emisiones de gases de efecto invernadero y resuelvan los desafíos que enfrentan los agricultores.

«Cuando nos fijamos en las prácticas que estamos fomentando desde el punto de vista del clima inteligente, algunas de ellas implican la conversión de desechos agrícolas en algo más valioso», dijo Vilsack, cuya mañana en CALS comenzó en el horno de pirólisis de Cornell, que convierte biomasa y residuos en biocarbón.

«Cuando nos fijamos en las prácticas que estamos fomentando desde el punto de vista del clima inteligente, algunas de ellas implican la conversión de desechos agrícolas en algo más valioso»

La tecnología podría potencialmente beneficiar financieramente a los agricultores y al mismo tiempo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, respaldando el papel de la agricultura en las estrategias basadas en la ciencia para mitigar el cambio climático.

Los sistemas alimentarios locales y regionales ofrecen otra oportunidad para ayudar a prosperar a las pequeñas y medianas granjas, dijo Vilsack, mencionando los programas de la granja a la escuela como ejemplos que permiten a los productores negociar la venta de sus productos directamente a las escuelas cercanas.

“Si hacemos esto bien, si alentamos a los agricultores a comprender la importancia de esto y trabajar con los distritos escolares locales, es muy posible que las escuelas paguen menos y los agricultores reciban más. ¿Qué es lo que no me gusta de eso?”, se preguntó.

Vilsack le explicó a los estudiantes de Cornell cómo las amenazas para la agricultura pueden transformarse en oportunidades

Durante una sesión de preguntas y respuestas, se le preguntó a Vilsack sobre el papel de Estados Unidos para abordar el desafío global de la seguridad alimentaria y la sostenibilidad en el contexto del cambio climático.

La respuesta del secretario Vilsack fue que «A medida que aprendemos qué funciona, no sólo tenemos que compartirlo con nuestros agricultores, sino que también debemos compartirlo con los agricultores del mundo».

«A medida que aprendemos qué funciona, no sólo tenemos que compartirlo con nuestros agricultores, sino que también debemos compartirlo con los agricultores del mundo»

Houlton citó el Programa de Becas Hubert H. Humprey de la universidad como sólo un ejemplo de diálogo global: “Traemos a personas de países que están lidiando con algunos de los efectos realmente intensos del cambio climático en este momento, algunos de los cuales estamos empezando a ver aquí e intercambiamos conocimientos”.

La visita de Vilsack a CALS inició una serie planificada de conversaciones similares en instituciones de concesión de tierras en todo el país.

“Elegí Cornell como la primera universidad con concesión de tierras para hacer esta presentación por una única razón: todos ustedes son líderes entre las concesiones de tierras. Entienden la importancia y el poder de tu alcance. Cuando Cornell está haciendo algo, no es raro ver que otras universidades con concesión de tierras lo adopten”.

El encuentro fue la segunda visita de Vilsack al campus de Ithaca en Cornell; la primera fue en 2014, cuando se reunió con profesores para conocer soluciones en materia de lácteos, nutrición y cambio climático.

Fuente: USDA

Foto principal: Ton Vilsack y el decano de la Facultad de Agricultura y Ciencias de la Vida, Benjamin Houlton

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here