En la tarde de este jueves 8 de agosto, en el sitio web de Presidencia de la República se informó que el Poder Ejecutivo decidió, por decreto, el incremento salarial de los trabajadores del rubro 22, que corresponde a quienes realizan tareas en ganadería, tambos y en el sector arrocero.

Hace algunas semanas y mediante un comunicado, las gremiales patronales del sector solicitaron al presidente de la República que decretara el incremento para los trabajadores, luego de que los representantes de las mismas se retiraran de un encuentro con el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro.

Directivos de la Asociación y Federación Rural, Cooperativas Agrarias Federadas, Asociación Cultivadores de Arroz y Asociación Nacional de Productores de leche dijeron que, tras intentar lograr que el secretario de Estado comprendiera la realidad del rubro agropecuario de nula o deficitaria rentabilidad en forma infructuosa, se retiraron del encuentro.

En la reunión mantenida los primeros días de julio y que terminó de manera abrupta tras el retiro de los representantes de las entidades rurales, estas la trasmitieron al ministro la situación general del sector, «brindándole información sobre el endeudamiento creciente de todos los sectores del agro» y la evolución de los salarios rurales en relación al PBI del sector.

Las gremiales abandonaron la reunión «ante la inflexibilidad del ministro para generar ámbitos de análisis sobre posibles modificaciones» en el funcionamiento de los consejos de salarios

Tras más de una hora y media de reunión, «y ante la inflexibilidad del ministro para generar ámbitos de análisis sobre posibles modificaciones» en el funcionamiento de los consejos de salarios, los representantes gremiales decidieron irse de la reunión.

Ya a fines del año pasado las gremiales se habían retirado del Consejo de Salarios del sector molestar con Murro. En esta instancia procuraban, a su decir, lograr un nuevo tipo de entendimiento para la fijación de los nuevos salarios, “pero eso no fue posible, por lo que nos retiramos de la reunión y decidimos solicitar al Presidente Vázquez que el aumento se decidiera por decreto”, había dicho entonces el presidente de ACA, Alfredo Lago, en diálogo con Agronegocios Sarandí.

LO PUBLICADO EN PRESIDENCIA

Lo que sigue fue publicado en la web de Presidencia:

“Por la reiterada negativa de la Asociación Rural, la Federación Rural y la Asociación de Cultivadores de Arroz (nota: no se menciona a la Asociación Nacional de Productores de Leche ni a las Cooperativas Agrarias Federadas) de sentarse a negociar, es uno de los pocos casos en los que tuvimos que apelar al decreto”, indicó el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, en referencia al incremento salarial dispuesto este miércoles 8 por el Poder Ejecutivo para los trabajadores rurales. El ajuste promedio de casi 7 % es retroactivo al 1 de julio.

La negativa de las principales gremiales agropecuarias (Asociación Rural, la Federación Rural y la Asociación de Cultivadores de Arroz) de integrar las mesas de negociación del Grupo 22 Ganadería, agricultura y actividades conexas, constituye una excepción lamentable dentro del normal funcionamiento de los Consejos de Salarios, consideró el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, en diálogo con la Secretaría de Comunicación Institucional.

«Lamentablemente, no hubo posibilidades de negociar por la negativa patronal y tuvimos que resolver de esta manera”

“Este es el sector mayoritario del sector rural en cantidad de trabajadores. Lamentablemente, no hubo posibilidades de negociar por la negativa patronal y tuvimos que resolver de esta manera”, agregó.

El decreto firmado por el presidente de la República, Tabaré Vázquez, dispone un ajuste salarial anual, retroactivo al 1º de julio del 2019, de 6,86 % para el sector Arroz y Tambos, y de 7 % para los demás sectores.

También establece los salarios mínimos en régimen mensual y jornal, para las categorías de cada uno de los sectores. Asimismo, se determina un correctivo por inflación, y un ficto por concepto de alimentación y vivienda para los trabajadores que no la reciban.

El decreto firmado por el presidente de la República dispone un ajuste salarial anual, retroactivo al 1º de julio del 2019, de 6,86 % para el sector Arroz y Tambos, y de 7 % para los demás sectores

En la séptima ronda de 2018-2019 de los Consejos de Salarios, el Poder Ejecutivo emitió nueve decretos, “una cifra absolutamente mínima en el total de 235 grupos que han funcionado y que han votado por unanimidad o mayoría”, precisó Murro.

El jerarca recordó que en el sector rural funcionan, además, otros 10 grupos de negociación colectiva, en nueve de los cuales se firmaron acuerdo entre empresarios y trabajadores. En el grupo restante, el ministerio votó con el sector empresarial.

El decreto con el detalle de salarios y jornales se encuentra en este link https://www.mtss.gub.uy/c/document_library/get_file?uuid=551c80c2-c643-4b63-ab75-2b4e6a705fd2&groupId=11515

Foto: cabaña El Baqueano

Deja un comentario