Es cierto que las precipitaciones no llegaron a toda la superficie nacional. Y que las lluvias llegaron por mangas, propio de las tormentas de la época, pero a quienes los beneficiaron registros importantes, incluso por encima de lo pronosticado, lo recibieron como una bendición, como un regalo de los Reyes Magos, dada la fecha.

En las distintas redes sociales mucha gente presentó fotografías o videos de las precipitaciones. Incluso de momentos de precipitación tan intensas que no se podía manejar por algún camino o carretera.

Uno de los que subió un tweet destacado fue el presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz, Alfredo Lago, señalando que en el departamento de Treinta y Tres se estaban verificando volúmenes importantes, incluyendo un registro de 147 milómetros en un paraje del que no puso el nombre.

Hubo varios testimonios mostrando pluviómetros con marcas de 30, 40 y 50 milímetros o más. También otros productores agradecían los 15 o 20 milímetros que le habían tocado.

Se sabe que el agua caída no soluciona muchos de problemas que el déficit hídrico generó en los últimos meses –y en algunos casos desde hace ya más de un año-, pero la importancia de la lluvia mejoró el ánimo de los productores. Y también hubo testimonios señalando el cambio que se había producido en los cultivos en apenas unas horas, pre y post lluvias. Luego de las precipitaciones, las sojas, maíces, sorgos y praderas reflejaron inmediatamente lo que fue la presencia del agua en sus colores.

LOS DATOS DEL INUMET

Los cuadros adjuntos revelan el mapa de lluvias y su intensidad hasta las 7 de la mañana de este miércoles 6. Y también se difundió el cuadro de localidades donde se constataron los registros más importantes hasta esa hora.

Vale señalar que pueden haberse registrado lluvias con mayor registro, pero en lugares que no participan de la red del Instituto Nacional de Meteorología.

PROYECCIÓN DEL TRIMESTRE

Por su parte la Unidad Gras del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), dio a conocer las proyecciones del Instituto de Investigación del Clima (IRI por sus siglas en inglés) de la Universidad de Colujmbia.

De acuerdo a las perspectivas climáticas para las precipitaciones acumuladas en el trimestre Enero-Febrero-Marzo, se estiman, para la zona noroeste, mayores probabilidades (40%) de que las precipitaciones acumuladas en esos meses en su conjunto, estén por debajo de lo normal.

Para el resto del territorio uruguayo, no se estiman sesgos entre los terciles lo que implica iguales probabilidades de que las precipitaciones estén por debajo, igual o por arriba de lo normal.

Para la temperatura media del aire y analizando ese mismo trimestre, se estiman mayores probabilidades (40%) de observar valores por encima de lo normal en todo el país.

Foto principal del Ing. Agr. Julio Nin, tomada de su cuenta de Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here