Mientras los valores al público de la carne vacuna registraron un descenso durante el primer semestre del año, los provenientes del pollo y del cerdo tuvieron ascensos, según reveló un trabajo técnico del Instituto Nacional de la Carne (INAC) difundo por estas horas. El corte que más bajó su cotización fue el del asado.

Durante el primer semestre del año el precio de la carne vacuna registró una baja en promedio de 1,49 %, como consecuencia de la reducción de algunos cortes como el asado de tira (15,34%), vacío (-6,59%) y falda (-4,59%), estableció el informe de INAC.

A excepción de los meses de marzo y abril, en los cuales se registró un aumento, en los otros cuatro meses del año el precio de la carne vacuna ha registrado variaciones a la baja.

En el mes de junio el precio al público de todas las carnes registró una variación a la baja de 1,56 %, destacándose la disminución en el precio de la carne fresca vacuna de 2,61 %.

EL CORTE QUE MÁS SE ABARATÓ EN JUNIO FUE EL ASADO DE TIRA, QUE BAJÓ 6,46%, SEGUIDO DEL VACÍO (-3,81 %) Y LA FALDA (-3,28 %)

Esta baja en el precio de la carne, aseguró INAC, ayudó a contener la inflación. De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en junio el Índice de Precios al Consumo (IPC) registró una variación mínima de 0,02 %, cerrando a 10,36 % en los últimos 12 meses.

Por su parte, en el primer semestre de 2020, los precios de la carne aviar y porcina, registraron un aumento en promedio de 3,80 % y 8,36 % respectivamente.

m.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here