En las primeras horas de la tarde de este martes medios del país vecino informaron sobre la prohibición de la venta del producto al exterior durante 15 días, buscando contener la suba de precios.

Ante la escalada de precios minoristas que generó la devaluación del 18% que aplicó el Banco Central (BCRA) al dólar mayorista y la disparada del dólar libre, el Gobierno amenazó con suspender las exportaciones de carne vacuna en un intento por moderar sus aumentos en el mercado interno. Mientras se sentaban en la mesa de negociaciones con los frigoríficos del sector, se lanzó la posibilidad de frenar las ventas al exterior a cambio de concesiones en materia de precios. En ese contexto, el secretario de Agricultura Juan José Bahillo salió aclarar que seguirán negociando “sin suspensiones a la exportación de carnes”, publicó Infobae.

Más temprano se había informado que Argentina suspendía las exportaciones de carne bovina por 15 días, a la espera de un acuerdo con el consorcio de frigoríficos sobre los precios domésticos, informó a Reuters una fuente del gobierno argentino. «Sin acuerdo, no habrá permisos de exportación», agregó.

El país vecino busca contener la tasa de inflación, que se espera que ronde el 140% en el año y que podría agravarse tras la devaluación del peso de este lunes.

El gobierno que encabeza el presidente Alberto Fernández señala subas desmedidas en el mercado de haciendas, que ya había registrado aumentos importantes antes de las elecciones PASO (internas) del pasado domingo, y ahora volvió a subir. 

El objetivo del Poder Ejecutivo es moderar las subas de precios del producto, intentando que aumente la oferta doméstica y así bajar el precio de la carne. 

Analistas sostienen que la medida no es adecuada para bajar los precios y favorecer al consumidor, porque ya se ha tomado en otras oportunidades y no logró los resultados deseados.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here