El director de Frigorífico Las Piedras y delegado de la CIF en INAC señaló que en estas semanas se desaceleró la demanda de China y Europa.

“Todos sabemos que la ola se va a romper y vamos a tener un mercado mucho más lógico y normal que el de hoy. Este es un mercado que está muy inflacionado. Ya hoy no lo tenemos, se va a ver en la información de INAC de las próximas semanas, con una reversión en los precios”, advirtió el Dr. Alberto González, director de Frigorífico Las Piedras y delegado de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF) en el Instituto Nacional de Carnes (INAC).

En entrevista con Agronegocios Sarandí, el industrial sostuvo que “eso tiene que repercutir en algún momento en el mercado. Aún no sé cuándo, porque con un nivel elevado de actividad, por encima de las 50.000 reses semanales, es muy difícil que en Uruguay exista una refracción en los niveles de la hacienda”. 

Y agregó que “lo mejor que le puede pasar al productor es ser consciente de lo que está viviendo, pero esto no puede afectar el ímpetu y la dinámica de la ganadería nacional”.

“Lo mejor que le puede pasar al productor es ser consciente de lo que está viviendo, pero esto no puede afectar el ímpetu y la dinámica de la ganadería nacional”

González comentó que “uno espera que las cosas buenas no se acaben nunca. Me refiero a tener colocaciones en el mercado internacional por encima de U$S 5.000 por tonelada peso carcasa, y tener una comercialización de hacienda muy fluida, como la que estamos teniendo, y en los valores que tenemos. Pero ese es un deseo”. 

Afirmó que “la industria tiene un termómetro para anticipar las cosas. Lo que estamos viviendo, que es una euforia en la colocación de carnes, pero tenemos que ver que hay ciertos nubarrones en el horizonte y mercados que están flaqueando en la colocación. Hoy la industria está teniendo algún problema para convalidar los valores que está logrando la colocación de carne de Uruguay, que está superando los U$S 5.000 peso carcasa”.

Las razones

González explicó que la razón de la menor demanda de China tiene que ver con el confinamiento por el rebrote de Covid-19 en las ciudades de Shanghái y Beijing, que suman más de 50 millones de personas. 

“Hay una cantidad de buques con mercadería, esperando para descargar. Los importadores chinos están rezando para que se reactive la economía. Pero detiene sus importaciones, porque tiene 500 o 1.000 buques esperando para bajar mercadería, y no sabemos cómo direccionarla. Esa es la explicación de que el mercado chino haya retirado la demanda que tenía hasta hace dos meses”, señaló.

Y sostuvo que una disminución de la demanda por parte de China, hace que los demás mercados también se adecuen. 

«Hay ciertos nubarrones en el horizonte y mercados que están flaqueando en la colocación»

Comentó que “la Unión Europea también está bastante jaqueada, por la demanda, por una espiral inflacionaria en todo el mundo. Europa nunca vivió inflaciones como las de hoy. Tenemos que ser muy cautos, porque todo lo que vivimos en Uruguay también lo está viviendo el mundo”. 

Dijo que en China se mitiga la inflación con los confinamientos y en Europa existe una retracción del consumo. “Los europeos han vivido crisis muy importantes y han sabido sortearlas, saben que la depresión del consumo es la forma de mitigar la inflación, que es algo que le hace daño a la sociedad”, planteó.

El empresario también se refirió a los resultados en el consumo de asado luego del acuerdo de precios entre los integrantes de la cadena y el gobierno, y al récord de aranceles que pagaron las carnes uruguayas por sus exportaciones en 2021.

Escuche la entrevista:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here