Días atrás, se reunió la Comisión de Seguridad Rural de Salto donde los temas principales fueron los del abigeato, las jaurías de perros y la seguridad a nivel de los pueblos en el interior del departamento, según publicó el diario Cambio de la capital salteña. En un reportaje que compartimos a continuación, el referido diario entrevistó al productor Alberto Secco, delegado de Calsal en la misma, quien aportó datos e informaciones que no hacen más que resaltar lo doloroso que significa la muerte de tantas ovejas a manos de depredadores.

Alberto Secco, quien participó del encuentro, dijo que “en la reunión se comentaron algunos casos particulares de gente que no se veía habitualmente, el enflaquecimiento de las comisarías rurales, en personal y en soporte de vehículos, etc., hace que la gente tenga temor, miedo”.

Nunca había visto, en los años que tengo trabajando con los lanares, con la fuerza que irrumpieron las jaurías de perros

Respecto al tema perros dijo que “es dramático. Nunca había visto en los años que tengo trabajando con los lanares, con la fuerza que irrumpieron las jaurías de perros en los bordes de los pueblos, enfrente de los caminos vecinales, y también más adentro”.

El productor dijo que las variables causantes de esta problemática son varias lo que lleva a “que no se pueda tener un diagnóstico preciso”.

PRODUCTORES DEBEN HACER ALGO

Secco dijo que desde enero a la fecha “llegamos a 690 ovejas que han sido muertas”; más allá de los números remarcó que “no es cuantificable” esta problemática sino “la posición del productor que sí sigue dejando las ovejas en el mismo lugar se las van a seguir matando, porque se ha dado el hecho de perros que hacen un ataque matan ocho o diez y se cuida un poco y a los 10 o 15 días vuelve la misma jauría y vuelve a hacer estragos nuevamente”.

si no se hace nada, esto va a hacer que los productores tengan cada vez menos ovinos

El productor dijo que “los perros sueltos tienen hambre, están flacos, pasan mal, tienen que salir a matar ovejas para comer”, por lo que mencionó “armemos un San Roque, que era el patrono de los perros, para capturarlos y ponerlos en una ONG a buen recaudo. Creo que hay varias formas de implementar algo, porque si no se hace nada esto va a hacer que los productores tengan cada vez menos ovinos y sabemos lo que es este rubro como recurso generador de mano de obra”.

NADIE ESTÁ PREPARADO PARA MATAR

“Quienes están al frente de la policía en Salto no están de acuerdo que los perros se lleven a las comisarías” dijo Secco, quién recordó que “por mandato del Código Rural, el productor que encuentre un perro poniendo en peligro o haciendo daño a su patrimonio, que son en este caso las ovejas, está habilitado a justiciarlo, eso quiere decir que lo puede matar”.

Señaló además que “los productores no estamos hechos para eso, programados para matar animales, más bien estamos hechos para criar, hacer inseminación, para mejorar la genética, ver crecer a los animales y matar un animal a nadie le gusta”.

“los productores no estamos programados para matar animales, más bien estamos hechos para criarlos”

Asimismo dijo que se han conformado varios grupos a través de la aplicación whatsapp, tanto en Salto como en Artigas, donde además se ha sumado a la Policía.

En este sentido recomendó que los productores se acerquen al Ministerio del Interior, porque “son los que van a dar garantías de la denuncia de lo que pasó, porque si después hay un juicio para el cobro de los animales que fueron lastimados o muertos, es importantísima la denuncia de los productores”.

Respecto a la ausencia de los móviles a nivel de los destacamentos en el interior del departamento, explicó que “hemos escuchado reiteradamente que debido al calamitoso estado de los caminos los vehículos se han deshecho, hay muchas camionetas paradas por desperfectos, los móviles no dan abasto”.

Texto y foto tomados de diario Cambio, de Salto

Deja un comentario