La decisión implica que las exportaciones cárnicas de Estados Unidos podrán incluir cortes y subproductos provenientes de animales mayores de 30 meses, lo que Japón no admitía por temor al ingreso de Vaca Loca. El USDA estima que esto mejorará las exportaciones en unos 200 millones de dólares anuales.

El Secretario de Agricultura de EE.UU., Sonny Perdue, anunció este viernes 17 que Estados Unidos y Japón acordaron nuevos términos y condiciones que eliminan las restricciones de Japón sobre las exportaciones de carne vacuna de EE. UU., allanando el camino para expandir las ventas al  principal mercado mundial.

La semana pasada, al margen de la Reunión Ministerial de Agricultura del G-20 en Niigata, Japón, Perdue se reunió con funcionarios del gobierno japonés y afirmó la importancia de las normas comerciales basadas en la ciencia. Los nuevos términos, que entrarán en vigencia de inmediato, permiten que los productos estadounidenses de todo el ganado, independientemente de su edad, ingresen a Japón por primera vez desde 2003.

«Esta es una gran noticia para los ganaderos y exportadores estadounidenses que ahora tienen acceso total al mercado japonés por su carne vacuna de alta calidad, segura, saludable y deliciosa de los EE. UU.», dijo el secretario Perdue. «Tenemos la esperanza de que la decisión de Japón ayudará a dirigir a otros mercados del mundo hacia políticas basadas en la ciencia».

«Tenemos la esperanza de que la decisión de Japón ayudará a dirigir a otros mercados del mundo hacia políticas basadas en la ciencia», dijo perdue

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos estima que este acceso ampliado podría aumentar las exportaciones de productos cárnicos vacunos de Estados Unidos a Japón hasta en U$S 200 millones anuales.

El acuerdo también es un paso importante para normalizar el comercio con Japón, ya que Japón alinea sus requisitos de importación con los estándares internacionales para la encefalopatía espongiforme bovina (EEB).

LOS ANTENCEDENTES

En diciembre de 2003, Japón prohibió el ingreso la carne vacuna de Estados Unidos y los subproductos después de la detección de un animal con EEB positiva en aquel país.

En diciembre de 2005, Japón restauró el acceso parcial a los cortes vacunos de EE.UU. y a los  despojos del ganado de 20 meses de edad o menos. En febrero de 2013, Japón extendió el acceso para incluir carne vacuna y sus derivados del ganado de menos de 30 meses de edad.

En abril de 2017, Japón eliminó sus pruebas de EEB basadas en la edad en el ganado doméstico japonés, allanando el camino para que se levantaran restricciones similares basadas en la edad en socios comerciales insignificantes con riesgo de EEB, incluido Estados Unidos.

El 15 de enero de 2019, la Comisión de Seguridad Alimentaria de Japón (FSC) concluyó que eliminar la restricción de edad para la carne vacuna de los Estados Unidos, Canadá e Irlanda planteaba un riesgo insignificante para la salud humana.

Sobre la base de la evaluación de riesgos del FSC, Japón comenzó las consultas con Estados Unidos para revisar sus requisitos de importación a fin de alinearse con las directrices de EEB de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Fuente: nota de prensa de USDA

Deja un comentario