Ante la falta de acuerdo entre los trabajadores con los representantes empresariales y del Gobierno, la Federación de Obreros de la Industria Cárnica y Afines (FOICA) decidió declararse en conflicto a partir del próximo 1º de abril, por una semana, en todas las empresas frigoríficas del país. Se aduce que la situación de Emergencia Sanitaria implica tener una Pausa Sanitaria.

La decisión fue tomada en el entendido de que los planteos de los trabajadores no fueron suficientemente atendidos en el marco de los encuentros que se venían llevando a cabo entre la gremial y los representantes del Poder Ejecutivo y de las cámaras de la industria.

Según dijo Martín Cardozo, novel presidente del sindicato, más allá de algunos acuerdos a los que se arribó en esos encuentros, se sigue entendiendo que las condiciones para trabajar en una situación de emergencia sanitaria como la actual no son las adecuadas. Cardozo realizó  declaraciones en Radio Durazno, previo al cierre del encuentro de trabajadores, señalando que en las reuniones mantenidas en los últimos días el Poder Ejecutivo había planteado algunos puntos en los que hubo acuerdo, pero que no fueron suficientes.

en los últimos días el Poder Ejecutivo había planteado algunos puntos en los que hubo acuerdo, pero no fueron suficientes

Precisamente el plenario de FOICA, con la participación de delegados de base de la mayoría de las empresas frigoríficas de todo el país, tuvo lugar en Durazno y se emitió al cabo del mismo  un comunicado anunciando la medida.

En la resolución del mismo, se establece que “a partir del día miércoles 1 de abril de 2020 nos declaramos en conflicto hasta el 8 del mismo mes, asumiendo como trabajadores la responsabilidad de cuidar a nuestros compañeros, sus familias y el pueblo en general, con el fin de reducir el riesgo lo mejor posible y en manifiesto desacuerdo con la actitud adoptada por autoridades del Gobierno y las cámaras empresariales”.

Estas fueron las declaraciones del presidente de FOICA a Radio Durazno:

URIARTE CONFIABA EN UN ACUERDO

“Estamos buscando un sano equilibrio”, había dicho el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ing. Agr. Carlos Maria Uriarte, a la salida de la reunión llevada a cabo el martes de mañana en la sede de dicha secretaría de Estado.

De la misma habían tomado parte también representantes de los ministerios de Trabajo, Industria y Salud Pública, así como de la Cámara de la Industria Frigorífica y de la Asociación dela Industria Frigorífica.

“Se busca una salida intermedia ante la Emergencia Sanitaria”, dijo Uriarte al ser consultado por el colega Yonnatan Santos, de radio Carve y El País.

“Se busca una salida intermedia ante la Emergencia Sanitaria”, había dicho el ministro CARLOS MARÍA Uriarte

“Dadas las condiciones que el coronavirus impuso a la economía del Uruguay y en particular a su industria frigorífica, es que queremos salvaguardar la salud de todos los uruguayos y a la vez, buscar el sano equilibrio para que la actividad del país siga adelante y garantizar la comida de todos los uruguayos”, explicó.

Para Uriarte, en el encuentro “se avanzó en aspectos preventivos, en aspectos de seguridad y de organización que nos permitan lograr ese sano equilibrio entre la salud de los operarios y la actividad de la industria frigorífica, que es fundamental para la sobrevivencia del Uruguay”.

SORPRESA EN LA INDUSTRIA

Fuentes de la industria dijeron a Agronegocios Sarandí que la decisión de FOICA “no deja de sorprender”, cuando se había avanzado en varios de los puntos planteados por los trabajadores después de varias reuniones la semana pasada y este último martes.

En principio FOICA había planteado cesar las actividades en los frigoríficos durante dos semanas, “y se les hizo ver que las condiciones de trabajo y sanitarias que hay es un frigorífico son las adecuadas para enfrentar una situación como la que se está viviendo. En los hechos se atendería el tema de la gran concentración de gente, espaciando los lugares de trabajo, y las faenas serían, en muchos casos, menores a las habituales”.

Hay varias plantas que están sin realizar faenas y otras han reducido su actividad en forma sustancial.

las condiciones de trabajo y sanitarias que hay es un frigorífico son las adecuadas para enfrentar una situación como la que se está viviendo

También se agregó que “en todos los países donde la actividad agropecuaria es importante, ya sea para abastecer a la propia población como para exportar y generar los recursos económicos que el país tanto necesita y más en un momento como el actual, aún con cuarentena obligatoria se ha mantenido el trabajo en la industria”.

Ahora, con esta decisión, “en los hechos el último día de faena será el viernes 27 y para las actividades de desosado habrá que pensar en reanudarlas, teniendo en cuenta los feriados de jueves y viernes de Semana de Turismo, recién el lunes 13, por lo que el paro será de casi dos semanas”.

El comunicado de FOICA de este miércoles 25 señaló lo siguiente:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here