“La FAO está buscando ampliar el alcance del apoyo a la iniciativa sobre Conciencia Agropecuaria en Uruguay”, anunció el representante de la FAO ad ínterim en el país, Jorge Meza, respecto a este proyecto prioritario impulsado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), con apoyo de numerosas instituciones y organizaciones nacionales.

La importante y acelerada urbanización que se viene dando, desde hace años, en los países de nuestra subregión que son productores agropecuarios, genera una “desconexión” que se expresa a través de una falta de comprensión entre los sectores urbanos y rurales, agregó Meza.

Porque esta realidad debe ser atendida con seriedad, los ministros de Ganadería, Agricultura y Pesca de los países del Cono Sur, reunidos en el Consejo Agropecuario del Sur, observan con atención el trabajo que realiza Uruguay en el marco de este proyecto, que también cuenta con el apoyo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

los ministros de Agricultura del Cono Sur, reunidos en el Consejo Agropecuario del Sur, observan con atención el trabajo que realiza Uruguay

Para lograr un sistema alimentario sustentable, más aún cuando se trata de un país agroexportador, es crucial que los consumidores no estén desconectados de los sectores productivos y por lo tanto que exista una comprensión y comunicación de doble sentido entre el campo y la ciudad.

UN PROYECTO DE SOCIEDAD

Conciencia Agropecuaria es un proyecto que busca promover una transformación social generando un sentimiento de identidad por parte de la ciudadanía en su conjunto. Su objetivo es movilizar a los uruguayos entorno a las oportunidades que ofrece el agro. Pretende establecer un diálogo entre distintos modos de pensar, imaginar, decidir y actuar, en un proyecto de sociedad.

Se trata de crear identidad nacional basada en la idea de país serio, confiable, productor de alimentos de calidad que se producen de manera responsable, cuidando el medio ambiente, explica la página web de Conciencia Agropecuaria.

El objetivo es, además, alcanzar un mutuo reconocimiento y comprensión sobre la importancia, para el desarrollo socio-económico nacional, de las relaciones entre campo y ciudad en cuanto a la producción agropecuaria.

“Para la FAO, acortar la brecha entre los sectores urbanos y rurales es un tema central, que puede representar un antecedente interesante no solo a nivel subregional sino también a nivel mundial”, destaca el representante de la FAO ad ínterim en Uruguay, Jorge Meza.

Para la FAO, acortar la brecha entre los sectores urbanos y rurales es un tema central

Existen experiencias similares en Irlanda y Nueva Zelanda, por ejemplo. De hecho, la FAO apoyó la llegada a Uruguay, en noviembre, de una experta en este tema para un seminario internacional organizado por el MGAP. En caso de comprobar el éxito de su iniciativa, Uruguay podría pasar a ser otro referente en esta materia y podrá compartir su experiencia con la región y el mundo.

HACIA UN 2019 CON MÁS CONCIENCIA

De acuerdo a Meza, “en base a la relevancia que da la organización a este tema, la FAO está buscando ampliar el alcance del apoyo a la iniciativa sobre Conciencia Agropecuaria en Uruguay”.

En 2019 se continuará desarrollando, en el marco de Conciencia Agropecuaria, una iniciativa de la Universidad Montevideo en coordinación con el MGAP y la FAO, en base a un acuerdo firmado el año pasado: “Comunicar el campo: conexiones entre jóvenes para ampliar la conciencia agropecuaria”.

Esa iniciativa prevé que estudiantes de Comunicación de ese centro de estudio, que recibieron capacitación e hicieron una experiencia de inmersión en el ámbito rural en 2018, puedan compartir, con unos 200 alumnos de liceos de todo el país, sus vivencias durante este proceso, las sorpresas y enseñanzas que les dejó su abordaje del campo en el marco del proyecto.

Una de las complejidades de la iniciativa, destaca Meza, es que “el campo no es uno solo, así como lo urbano tampoco es monolítico

Una de las complejidades de la iniciativa, destaca Meza, es que “el campo no es uno solo, así como lo urbano tampoco es monolítico. El sector agropecuario está compuesto por una variedad muy grande de actores, realidades e intereses, tan grande como el abanico de opiniones, contextos y situaciones que se pueden ver en los sectores más vinculados a lo urbano en Uruguay”.

Por lo tanto, “el principal desafío está en tender puentes, sin reproducir estereotipos que profundicen la distancia y la desconexión”, concluye el representante de la FAO en Uruguay.

Nota: tomado de www.fao.org/uruguay. Foto: El País, Ariel Colmegna

Deja un comentario