La Organización Internacional de Salud Animal confirmó al país como un área de «riesgo insignificante» para la enfermedad, considerando que el caso confirmado de presencia del mal en una vaca adulta obedece a causas de la edad y no a haber sido alimentada con raciones de origen animal. Este tipo de casos es considerado como un caso de EEB atípico.

En una nota divulgada en su sitio web en la tarde del lunes 3, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil (MAPA) afirmó que, tras recibir la notificación sobre el caso de «vaca loca» registrado en Mato Grosso la semana pasada, la OIE (Organización Internacional de Salud Animal) ordenó el cierre del expediente sin cambiar el estatus de salud del país, que sigue como «riesgo insignificante» de la enfermedad.

El caso de EEB (Encefalopatía Espongiforme Bovina, nombre científico del mal de la vaca loca) fue registrado en un animal adulto en el citado estado brasileño, una vaca de 17 años que, tras haber confirmado la patología, fue abatida. Los materiales que representaban riesgo de contagio se incineraron y sus cortes no llegaron al consumo.

La OIE informó, además, que no habrá informes suplementarios sobre el caso.

La autoridad sanitaria brasileña confirmó, además, la suspensión temporal de las exportaciones de carne bovina a China, uno de los principales mercados del producto brasileño en el exterior.

La autoridad sanitaria brasileña confirmó, además, la suspensión temporal de las exportaciones de carne bovina a China

La medida, tomada por el gobierno brasileño, sigue el acuerdo bilateral con ese país firmado en 2015, por el cual los certificados sanitarios dejarán de ser emitidos por el Dipoa (Departamento de Inspección de Productos de Origen Animal) hasta que las autoridades chinas concluyan sus evaluaciones sobre los datos ya recibidos.

En un comunicado, la Federación de Agricultura y Ganadería de Mato Grosso do Sul (Famasul)  informó a su vez que la apertura del mercado chino de la carne de Mato Grosso del Sur «es un logro largamente esperado el tiempo » por la industria. La entidad reforzó confiar en las medidas tomadas por el ministerio «para aclarar el hecho ocurrido y, consecuentemente, para el restablecimiento del comercio con China».

La identificación y confirmación del caso ocurrió pocos días después de que la ministra Tereza Cristina encabezara visitas de delegaciones brasileñas a países asiáticos a fin de ampliar la liberación de frigoríficos para la exportación. La suspensión de las exportaciones vale para la producción después del 31 de mayo.

Brasil seguirá con atención las decisiones de las autoridades chinas, que hasta ahora sólo permiten el ingreso de carne vacuna proveniente de vacunos faenados antes de los 30 meses, debido a otros casos anteriores de la enfermedad confirmados en el país sudamericano.

Deja un comentario